Maragall considera "difícil de imaginar" que ERC no acabe sumándose al acuerdo sobre el Estatut

 

Maragall considera "difícil de imaginar" que ERC no acabe sumándose al acuerdo sobre el Estatut

Actualizado 27/01/2006 21:58:22 CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió hoy en La Moncloa al president de la Generalitat, Pasqual Maragall, encuentro con el que cerró su ronda de reuniones con los partidos catalanes para cerrar un acuerdo en torno al Estatut. Tras la entrevista, Maragall se mostró optimista y consideró "difícil de imaginar" que ERC no acabe sumándose al acuerdo. Así, señaló que la postura que exhiben los republicanos "están gobernadas por la necesidad de presionar" y aseguró que, en materia de financiación, se les pueden ofrecer "ciertas garantías" con los que quedarían satisfechos. Además, Maragall elogió la "valentía política" de Rodríguez Zapatero, pues "sin el presidente de la España plural" no habría sido posible sacar adelante el proyecto estatutario.

A día de hoy, ERC está barajando la posibilidad de abstenerse en la votación global del Estatut en el Congreso de los Diputados, aunque de su aprobación a aquellos Títulos del proyecto en los que su aportación haya sido importante. Del mismo modo, pediría la abstención en el referéndum que se convocará en Cataluña, pues, según afirmaron fuentes republicanas, sería difícil de explicar que votara en contra de un proyecto que lleva su huella. En todo caso, los republicanos advierten que ni Gobierno ni PSOE están mostrando mucho ahínco por sumarles al acuerdo y sospechan que forma parte de una estrategia para presentar el Estatut como algo moderado y con pocas cesiones.

Pero, según Maragall, "las actitudes de ERC están gobernadas por la necesidad de presionar", por lo que consideró "difícil de imaginar" que un partido que ha apoyado al Gobierno del PSOE en un proyecto tan arriesgado como la reforma territorial se desmarque y le quite su apoyo en el Congreso, como han venido advirtiendo en los últimos días los republicanos. Además, señaló que "todos" desean que ERC se sume a esa "gran mayoría" que se ha conseguido en torno al Estatut, para lo cual "hay temas que tienen que ver con la economía, no tanto en cuantía, sino con ciertas garantías, que pueden manejarse para que pueda quedar satisfecha".

El president aseguró que durante la conversación con Zapatero no se planteó en ningún momento un escenario electoral en Cataluña y afirmó que "menos que nunca" se imagina un cambio de alianzas en el Parlamento catalán. Sobre CiU, Maragall dijo que él "encantado de la vida" se aparta si otros quieren sentirse protagonistas del acuerdo si con ello consigue que den su visto bueno al Estatut.

LA ESPAÑA RECONCILIADA

Maragall destacó que todo este proceso y debate sobre el Estatut no habría sido posible "si el presidente de la España plural, reconciliada consigo misma, no fuera Rodríguez Zapatero" y porque el trabajo de todas las fuerzas catalanas ha sido "ímprobo". Se remontó 25 años atrás y aseguró que "a la primera no se acierta del todo" y que por ello "la Historia pasa dos veces" y actualiza las cosas "para llegar a donde se quería llegar con la Constitución".

"Hoy la España plural es más fuerte. El Estatut significa que España será el país más descentralizado de Europa", sentenció Maragall, al tiempo que recalcó que nos encontramos en "la segunda etapa del Estado de las Autonomías". A continuación, el president aseguró que en España "no sólo hay que cambiar leyes y estatutos", sino que hay que ir progresando "hacia un esquema en malla", que estructure una economía en red, para lo cual "la comunicación Bilbao-Barcelona será fundamental".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies