Maragall mantiene en suspenso el futuro del tripartito catalán a la espera de las reuniones de hoy

Actualizado 11/05/2006 2:01:00 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, abandonó ayer el Senado tras la aprobación del Estatut manteniendo en suspenso el futuro del Gobierno tripartito catalán a la espera de las reuniones que mantendrá hoy por la mañana con los líderes de ERC, ICV y PSC.

Maragall había anunciado que tomaría las "medidas necesarias" para garantizar la aprobación del Estatut y la validación del texto en referéndum, lo que se podría traducir en la salida de los consellers de ERC del Gobierno por la apuesta de los republicanos por el 'no' en la consulta.

Durante toda la tarde de ayer, Maragall compartió tribuna de invitados en el Senado con el 'conseller primer', Josep Bargalló; el conseller de Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, y el portavoz del Gobierno, Joaquim Nadal, y mantuvo una reunión de casi una hora con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Por contra, no hubo contactos con los líderes de ERC e ICV, Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Saura, que esperaban poder hablar con el presidente antes de afrontar la reunión de hoy. No obstante, sí hubo contactos indirectos entre los partidos socios del tripartito sin que se llegara a conclusión alguna.

La decisión, según las fuentes consultadas, está exclusivamente en manos de Maragall, que cuenta con la "total confianza" del Gobierno central para que tome la decisión que estime oportuna. Así, ERC insistió ayer en asegurar que no abandonarán el Gobierno si no es porque Maragall cesa a sus consellers, mientras que en ICV se admitía que en ese caso, el Consell Nacional de la formación, convocado para el próximo sábado, deberá dirimir sobre su permanencia en el Ejecutivo catalán.

La crisis abierta por el 'no' de ERC en el referéndum ha afectado de forma colateral a los ecosocialistas que quieren atajar la imagen de "satélite" del PSC, según explicaron a Europa Press fuentes de la formación ecosocialista.

No obstante, la clave se encuentra en el futuro de ERC en el Gobierno, ya que los republicanos estiman que en el caso de que Maragall les cese difícilmente podrían volver a apoyar su investidura como presidente, pese a apostar por reeditar el pacto tripartito. Así, mantendrían su planteamiento de pactar el adelanto electoral para otoño.

Por su parte, fuentes del PSC, insistieron en señalar la salida del Gobierno de los consellers de ERC como la única salida satisfactoria a la crisis abierta y reforzar así la autoridad de Maragall, aunque también habría quien daría por buena la oferta de los republicanos como mal menor una vez superada hace dos semanas la remodelación del Gobierno.

En cualquier caso, el adelanto electoral se da por hecho y tras las reuniones de la mañana con los líderes del tripartito Maragall ha citado a Artur Mas. La exclusión del presidente del PP de Catalunya, Josep Piqué, de esta ronda de contactos ha provocado el malestar de los populares y así se ha hecho llegar al Gobierno catalán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies