Delegado del Gobierno en Málaga dice que parece que el PP pretende que la gestora "fracase"

Actualizado 22/06/2006 16:18:01 CET

MÁLAGA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Marcos, consideró hoy que el PP "parece que tiene más intención de que fracase que de que se consolide" la gestora de Marbella (Málaga). En este sentido, recordó que el PP "nunca" apostó por la fórmula de la gestora.

Marcos expresó que "parece que hay un cierto interés por parte, sobre todo del PP, de que la gestora no cuajara, que no tuviera el recorrido que debe tener y cumpliera la función para la que fue creada" y confesó, en declaraciones a Europa Press, que "los últimos acontecimientos están afectando de una forma directa a los miembros de la gestora".

De esta forma, aludió al informe redactado por la Comisión de Asesoramiento Técnico, creada por la Diputación de Málaga para dar apoyo jurídico a la gestora, en el que se estiman incompatibilidades de cinco de los vocales del órgano, entre los que se encuentra su presidente, Diego Martín Reyes. Un informe por el que ayer presentó su dimisión el vocal responsable de Obras Públicas, Luis Cepedano.

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga lamentó esta situación al tiempo que añadió que "creo que lo que tenemos que hacer desde la responsabilidad política" y desde "la responsabilidad institucional, en la medida que nos corresponda" a los partidos políticos es "apoyarla, hemos de estar a la altura de las circunstancias, pero aquí parece que para algunos vale todo", apostilló.

Igualmente, apuntó que la Junta seguirá apoyando a la gestora de Marbella "estén estos miembros o sean sustituidos por otros", al considerar que ésta debe "cumplir una función importantísima en el mantenimiento y la prestación de los servicios básicos de los ciudadanos hasta que se celebren las elecciones".

En este sentido, reiteró que desde la Junta "seguiremos apoyando" al órgano "desde los ámbitos que nos correspondan". Además, señaló que "tengo una conversación pendiente con Diego Martín Reyes, y le reiteraré este apoyo".

INFORME DE INCOMPATIBILIDADES

Respecto a las incompatibilidades que se recogen en el informe redactado por la Comisión de Asesoramiento Técnico, Marcos aseguró que "no conozco en profundidad el informe, por lo que mi opinión será siempre relativa, pero si debo decir que el rasero no puede ser el mismo, tenemos que tener en cuenta primero algunos criterios, que a mi personalmente me parecen fundamentales".

Así, en primer lugar subrayó que "la incompatibilidad se puede producir, como fue en el caso del vocal propuesto por el PP, Salvador Guerrero, cuando hay un conflicto de intereses".

A este respecto, agregó que la incompatibilidad de Guerrero "era manifiesta" porque cuando "se hubiese producido la vista del juicio" de las personas implicadas en el caso 'Malaya' a las que defendía el despacho de abogados de Guerrero, éste "inevitablemente, tendría que haber optado o bien por continuar en la gestora y dejar la defensa de estas dos personas o bien al revés".

Marcos expuso que "lo que yo no conozco" es si "hay conflicto de intereses en los demás casos" apuntados en el informe de incompatibilidades. "Si hay conflicto de intereses, evidentemente habrá también una incompatibilidad manifiesta por ese conflicto de intereses, pero no parece que sea así en la mayoría de los casos", expresó.

Igualmente, declaró que "las interpretaciones" sobre las posibles incompatibilidades en que puedan incurrir los vocales de la gestora "tienen que ser las más adecuadas".

En segundo lugar, destacó que "tenemos que tener presente" que la gestora "tiene una encomienda temporal, con fecha de caducidad" y también cuenta con "unos fines concretos, que no son fines políticos precisamente, son fines técnicos", por tanto la interpretación "que se pueda hacer de situaciones incompatibles hay que mirarlas desde ópticas más abiertas".

En este sentido, explicó que si un vocal, al margen de su actividad en la gestora "tiene una profesión liberal privada de carácter privado, que no interfiere en política alguna, y mucho menos en el municipio donde ejerce esa función técnica, pues aquí, probablemente la interpretación tenga que ser otra".

"Considero que es importante aparcar la crítica fácil", manifestó Marcos, al tiempo que indicó que "no puede ser que la gestora esté permanentemente en el punto de mira y estando siempre siendo juzgada, hay que dejarles trabajar".

Por último, declaró que "si de verdad queremos que Marbella tenga un final feliz, y tenga un futuro, creo que es fundamental la unión de todas las fuerzas políticas, no desgastar a la gestora, y la potenciación" de este órgano. "La gestora merece el voto de confianza, y lo que no merece son sospechas o dudas", sentenció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies