Marcelino Oreja: "Cuando Pío Cabanillas me dijo que Adolfo Suárez sería presidente, dije: '¡Qué desastre!"

Marcelino Oreja Y Paco Vázquez
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 22:26:45 CET

Cuenta que aceptó su cargo cuando el presidente le garantizó que España iría hacia "un sistema plenamente democrático"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores en el Gobierno de Adolfo Suárez (1976-1980), Marcelino Oreja, ha repasado en Santiago, en la presentación de su libro 'Memoria y Esperanza', su trayectoria política de la mano del exembajador de España ante la Santa Sede, Francisco Vázquez.

"Es un testimonio histórico, un libro de Historia de los últimos 60 años", ha descrito estas páginas el socialista, quien ha definido a este vasco nacido en Madrid en 1935 como "uno de los mejores ministros de los últimos 200 años".

En un formato de entrevista entre Francisco Vázquez y Marcelino Oreja, éste último ha recordado, ante personalidades como el Arzobispo de Santiago y miembros del PSOE y PP local, la formación del Ejecutivo liderado por Adolfo Suárez.

"Cuando Pío Cabanillas me dijo que sería presidente, recuerdo que dije: ¡Qué desastre! Al día siguiente, me llamó para ofrecerme el ministerio", ha revelado, entre risas.

SISTEMA "PLENAMENTE DEMOCRÁTICO"

También ha desvelado las preguntas que realizó al presidente antes de aceptar el cargo, como la formación del Ejecutivo y la dirección política que seguiría.

"Me dijo: estarán tus amigos e iremos a un sistema plenamente democrático", ha relatado, refiriéndose así al denominado por los medios de la época 'Grupo Tácito', que lideró él mismo, orientado a la construcción de la democracia en España tras la muerte del dictador.

INFANCIA

A instancias del exalcalde de A Coruña, Marcelino Oreja ha explicado que su carácter está marcado por la muerte de su padre a manos de "ugetistas" en la Revolución de Mondragón, en 1934, y por las enseñanzas de su madre en el "perdón" y no "en el odio y el rencor".

"Lo único que conservamos de mi padre son unos gemelos, que siempre llevo puestos, y un crucifijo con una inscripción de San Lucas --que aconseja el perdón--, que tengo en mi despacho", ha evocado los únicos objetos personales que su madre recogió de la casa de esta localidad guipuzcoana antes de abandonarla, apenas 24 horas después del asesinato.

INICIOS DE APERTURA DEL RÉGIMEN

Al hilo de la "reconciliación", se adentró Vázquez en la Transición española para abordar figuras como Fernando María Castiella, ministro de Asuntos Exteriores entre 1957 y 1969, y "maestro" de Oreja, según sus propias palabras. Y es que el autor del libro 'Memoria y Esperanza' formó parte de su gabinete y fue director del mismo entre 1962 y 1970.

A este "hombre de principios" tan "obstinado" ha atribuido la descolonización de terrenos como Guinea Ecuatorial y el "intento" de que el Sahara siguiese el mismo camino. "En Guinea incluso hizo una conferencia constitucional", ha recordado, destacando también su empeño en sacar adelante la Ley de Libertad Religiosa.

También ha tenido palabras para el embajador Antonio Garrigues, quien diseñó "un borrador de Constitución" en el que el propio Oreja --entre otras personas-- trabajó "los fines de semana". Los temas que se le encomendaron fueron "el movimiento nacional" y "los sindicatos", si bien no halló encuadre para el primer asunto.

Cuando Garrigues presentó "los dos tomos" al dictador, le explicó, según el relato de Oreja, que no habían encontrado un modo de incorporar en este documento el papel del movimiento nacional. "Porque no sé para qué sirve", alegó, a lo que Franco replicó: "para que haya personas que aplaudan en cada pueblo que visito".

Estas anécdotas, contadas en tono jocoso, estuvieron trufadas durante la presentación con otras relatadas por el socialista gallego, que no ahorró detalles al contar el sobresalto que sufrió Jackeline Kennedy en la sede de la Embajada de España ante el Vaticano, cuando la puerta de un armario se abrió al pisar una parte del viejo suelo de madera, pensando que se trataba del 'fantasma' que cuentan que habita este palacio del siglo XV.

EL PROYECTO QUE LE HIZO "MÁS ILUSIÓN"

Finalmente, Marcelino Oreja ha destacado el proyecto que "más ilusión" le hizo de su época de Gobierno: el cambio en el sistema de relación Iglesia-Estado, para lo que contó con el interés del Rey Juan Carlos.

"Se firmaron tratados que sustituyeron al concordato existente", ha indicado, en alusión a las normas aprobadas el 3 de enero de 1979, después de promulgada la Constitución, para un nuevo marco de relaciones con la Santa Sede en asuntos jurídicos, culturales, económicos y en el ámbito de la enseñanza, fundamentalmente.

"Cuando advertí de mi temor sobre un adelanto electoral --que finalmente se produjo-- y de la posibilidad de que ganara el PSOE, nuestras diferencias con la Iglesia se resolvieron en cinco minutos", ha bromeado.

'MEMORIA Y ESPERANZA'

En las 600 páginas de 'Memoria y esperanza', este político que llegó al PP después de pasar por la UCD repasa no sólo su trayectoria política, sino también su labor diplomática, empresarial y académica.

Tras ocupar el cargo de ministro de Asuntos Exteriores en el Gobierno de Adolfo Suárez, Oreja ocupó distintos cargos en las Cortes y en la Eurocámara. En la actualidad, preside la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y el Instituto de Estudios Europeos del CEU.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies