Margallo aboga por un marco "claro de sanciones" si fracasan los esfuerzos de la ONU para estabilizar Libia

José Manuel García-Margallo
EUROPA PRESS
Actualizado 03/12/2014 14:41:23 CET

España, Francia, Alemania, Italia, EEUU, la UE y la ONU reclaman el cese de las hostilidades y avances para salir de la crisis

BRUSELAS, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha dicho este miércoles que si fracasan los esfuerzos del enviado del secretario general de la ONU para Libia, Bernardino León, para lograr un Gobierno de transición de unidad nacional entonces debería definirse un marco "claro de sanciones" dirigidas a quienes dificultan este proceso.

"Si este 'plan A' no da resultados, la ONU debería tomar el liderazgo y establecer un cuadro claro de sanciones para aquellas partes o países que no apoyasen el proceso de paz en Libia", ha declarado el ministro a la prensa en Bruselas. España, que a partir del 1 de enero ocupará un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad, participará "muy activamente" en este planteamiento.

Esta es una de las principales conclusiones extraídas tras una reunión en la que han participado, además de Margallo, los jefes de las diplomacias de Francia, Alemania, Italia y Estados Unidos, un representante de la ONU y la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini.

Este encuentro se ha celebrado en los márgenes de la reunión de ministros de la coalición internacional para combatir al grupo terrorista del Estado Islámico que tiene lugar en la capital europea.

Al término de la discusión sobre Libia, los participantes han coincidido en la necesidad de abordar "medidas adicionales" para proteger la estabilidad, la unidad y la prosperidad libia si las partes implicadas fracasan en su intento por lograr una solución. También han subrayado la importancia de una solución para "contener la expansión de la amenaza terrorista" en Libia y la región.

En una declaración conjunta de estos cinco países, la UE y la ONU se muestra la "grave preocupación" por el deterioro de la situación y se condena los episodios de violencia reciente, incluidos los ataques aéreos que "minan las perspectivas de negociar" una salida a la crisis.

Los diplomáticos han abordado las propuestas de Bernardino León, quién prevé una ronda de contactos con representantes libios "clave" para el próximo 9 de diciembre, aunque este mismo miércoles habrá una primer contacto con actores relevantes, según ha dicho Margallo.

En este sentido, han aplaudido la "reacción positiva" de las partes implicadas en este proceso, a las que han instado a participar "sin condiciones" en este proceso, porque, dice la declaración, es "el camino más viable para decidir su propio futuro".

Si estos contactos avanzan con éxito se celebrará el 17 de diciembre en Madrid la cumbe sobre Libia inicialmente prevista para mediados de noviembre y que fue suspendida apenas 48 horas antes de su fecha prevista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies