Margallo ve el 1-O como un acto de movilización para ganar la batalla mediática

José Manuel García Margallo en el Ministerio de Exteriores
EUROPA PRESS
Publicado 01/10/2017 17:21:09CET

Cree que el relato de la Generalitat de Cataluña se está imponiendo en el ámbito internacional sobre las razones del Gobierno de España

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación José Manuel García-Margallo ha afirmado que lo que se está desarrollando este domingo en Cataluña no es un referéndum de autodeterminación, sino "un acto de movilización para ganar la batalla mediática", especialmente en el ámbito internacional.

"Es un acto ilegal y difícilmente puede calificarse de referéndum. Creo que ha sido un acto de movilización, una demostración de fuerza para ganar la batalla mediática", ha dicho en declaraciones a laSexta, recogidas por Europa Press. En su opinión, lo que pretenden los líderes independentistas es ganarse a la BBC y a 'The New York Times' para "volcar la opinión pública en contra de un Estado de Derecho consolidado como es España".

García-Margallo sostiene que cuando la Generalitat de Cataluña se dio cuenta de que no iba a conseguir el reconocimiento de la comunidad internacional y, en particular, el de la Unión Europea, se centró en intentar "demostrar que hay una lucha entre un Estado represor que no respeta los principios fundamentales del Estado de Derecho" y "una opinión pública que simplemente quiere expresar su derecho a decidir".

"Ese relato, por desgracia, en los últimos meses lo están expandiendo por toda España" y es secundado por "Podemos, Bildu y todos los que quieren destruir el edificio constitucional de 1978", ha señalado.

El exministro ha lamentado que el relato de la Generalitat "se esté imponiendo sobre las razones de España", habida cuenta de que "fundamentalmente, el partido se juega fuera". Como ejemplo, ha mencionado a la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, quien ha lamentado los incidentes violentos y ha pedido que "se deje a la gente votar".

PROCESO DE SEDICIÓN

En lo que considera "un proceso de sedición clarísimo" que cualquier Gobierno tendría "la obligación de abortar", García-Margallo ve probable que se produzca una declaración unilateral de independencia, en cuyo caso cree que "habrá que aplicar el artículo 155 de la Constitución y suspender de funciones" a los responsables de las instituciones catalanas por actuar contra la Constitución y el Estatuto de Autonomía.

"Y hay que explicar muy bien cuáles son las razones de España en todas las cancillerías y todas las organizaciones internacionales y en los medios de comunicación, porque la ofensiva es tremenda y está siendo contrarrestada con cierta debilidad por parte del Gobierno español", ha manifestado.