Cortés espera que se haga "un juicio oral justo" y que "los criminales paguen por lo que han hecho"

ep
Actualizado 03/07/2010 18:02:50 CET

HUELVA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Juan José Cortés, el padre de la niña de cinco años de edad muerta supuestamente a manos de Santiago del Valle, Mari Luz Cortés, ha asegurado este sábado que espera que se haga "un juicio oral justo" y que "los criminales paguen por lo que han hecho como se merecen" una vez que el Juzgado de Instrucción número uno de Huelva haya dictado el auto de la audiencia preliminar del caso, en el que determina la apertura de dicho juicio.

Cortés manifestó a Europa Press que "lo que le queda es respetar los trámites judiciales, tener paciencia y esperar la elección del jurado popular" y añadió que "sigue confiando en la Justicia" porque, además, "no les queda otra y debemos ser fieles a lo que hemos reflejado desde el principio", apostilló.

De esta forma, en el mencionado auto se da un plazo de 15 días a las partes para que notifiquen las cuestiones que consideren oportunas conforme a lo establecido en la Ley del Jurado, por lo que las partes podrán solicitar, según lo considerado dentro del artículo 36 de esta ley, alguna nueva prueba o bien analizar si algún derecho fundamental de las partes ha sido vulnerado.

JURADO PROFESIONAL

En la audiencia preliminar, el letrado de Santiago del Valle, Juan López Rueda, pidió que un jurado profesional y no popular se encargara del enjuiciamiento de su defendido, que ratificó nuevamente "su inocencia". El resto de las partes no pidieron nuevas diligencias, salvo la familia de la menor que solicitó en calidad de acusación particular una nueva diligencia consistente en la comparecencia de un miembro del equipo de rescate del servicio de Bomberos, si bien la juez rechazó tal extremo entendiendo que "no era imprescindible" para la determinación o no de la apertura del juicio oral.

La Fiscalía ha pedido 23 años de prisión para Santiago del Valle por asesinato y abuso sexual y 17 para su hermana por asesinato; la acusación particular 32 y 20 años, respectivamente y las defensas de ambos su libre absolución al considerar que no hay pruebas para condenarlos.

La menor Mari Luz Cortés desapareció de su casa en la barriada de El Torrejón de Huelva capital en enero de 2008 y su cadáver fue hallado en la ría de Huelva el 7 de marzo, 54 días después.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies