María San Gil lamenta que el Gobierno no tenga respuesta contundente a ETA

Actualizado 05/11/2006 20:05:03 CET

BILBAO, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP del País Vasco, María San Gil, lamentó hoy que no se haya producido una respuesta "contundente" por parte del Gobierno al boletín Zutabe de ETA y pidió al presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, que aclare qué quiere decir al afirmar que es "firme" en sus posiciones porque, "si no, entenderemos que son firmes en la cesión ante las exigencias de ETA-Batasuna".

Asimismo, cuestionó "hasta cuándo" va a mantener "esta farsa" ya que el Gobierno "ha pasado todas las líneas rojas" y ETA no ha renunciado "ni a uno solo de sus objetivos".

San Gil realizó estas declaraciones en Bilbao durante el acto de presentación del candidato de este partido a la alcaldía de la capital vizcaína, Antonio Basagoiti. En el acto, también estuvieron presentes el candidato a diputado general de Vizcaya, Carlos Olazabal y diversos cargos vascos, como Ignacio Astarloa, Leopoldo Barreda, o Carlos Iturgaiz, acompañados de los alcaldes de Burgos, Juan Carlos Aparicio, y Logroño, Julio Revuelta.

Durante su intervención, la presidenta del PP destacó que nos encontramos en un momento político "muy complicado" en el que "priman la ambigüedad y los engaños". En este sentido, censuró "la voluntad" del Gobierno central y del PSOE de hacer creer que "estamos en un conflicto político que sólo se puede resolver mediante la negociación", a pesar de que "todos sabemos que lo que tenemos es un problema, que es la existencia de una banda terrorista" y que "lo único que tenemos que hacer es aplicar con firmeza el Estado de Derecho" para derrotarla.

Lo contrario, según indicó, "además de ser mentira, es una perversión" porque "es dar la razón" a ETA. San Gil recordó que "llevamos más de 40 años con ETA" y señaló que, en este tiempo, "hemos aprendido que la negociación no vale para nada", que "lo que vale es la firmeza y la contundencia del Estado de derecho" y que es posible "acabar con el mito de la imbatibilidad" de la banda.

De esta manera, cuestionó por qué el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha dado un giro de 180 grados" en la política antiterrorista y ha pasado de "estar con el PP queriendo derrotar a ETA" a "sentarse con Batasuna queriendo negociar con ETA".

En este contexto, replicó a Rodríguez Zapatero que, si "lo importante son los hechos, más que las palabras, un hecho es que, si esto fuera un proceso de paz, estaríamos hablando de cuándo y dónde entregan las armas los terroristas, de cuándo y dónde piden perdón, y de cuándo y dónde pasan a manos de la Justicia quienes hayan cometido delitos".

Por el contrario, según indicó, "los hechos objetivos" son que ETA "se está reagrupando, reorganizando y rearmando" como, a su entender, evidencia el robo de armas en Francia o el acto del Gudari Eguna en Aritxulegi; que "los batasunos se atreven a decir que no entra en su calendario la condena del terrorismo"; que "hay quienes hoy quieren que la Justicia se ponga al servicio del mal llamado proceso de paz"; y que el Estado de derecho "se doblega ante la pseudo huelga de hambre de De Juana Chaos".

La dirigente del PP vasco censuró que, "ante estos hechos objetivos", socialistas y nacionalistas pretenden que los populares se conviertan en "sordos, en ciegos y en mudos" y avalen el proceso de paz. Asimismo, advirtió de que "esto ya lo hemos vivido" con la tregua de 1998, en la que fue el Gobierno vasco "el que pactó" con la banda y los nacionalistas realizaron "acusaciones calcadas" a las que ahora les achacan desde el Partido Socialista. "Lo del 98 era tan irreversible que ETA, después de la tregua-trampa, mató a 49 personas", alertó.

San Gil lamentó que "hoy vivimos la misma situación" y, de esta manera, el secretario general del PSE-EE, Patxi López, "dice que utilizamos la política antiterrorista para atacar a Zapatero". "¿Qué más quisiéramos que no tener que atacar a Zapatero por la política antiterrorista, qué más quisiéramos que lo que hace Zapatero fuera de verdad política antiterrorista?", se preguntó.

Del mismo modo, replicó al dirigente socialista que el PP no pone "obstáculos" a la paz, sino a "la cesión, a la negociación y a la sumisión del estado de derecho ante una banda terrorista", ya que su partido "no interpreta la paz como un medio para que ETA consiga sus objetivos políticos, sino que es un fin en sí misma".

"LO DE SIEMPRE"

En este contexto, indicó que el último boletín interno de la banda, hecho público ayer, recoge "lo de siempre" y "da un paso más en el chantaje, en la amenaza, en la coacción", sin renunciar a la autodeterminación y a la territorialidad. De esta manera, advirtió de que ETA, "en los ocho meses que llevamos de proceso de paz, no ha renunciado ni a uno solo de sus objetivos".

Además, reiteró su denuncia de que el Zutabe evidencia la existencia de compromisos entre el Gobierno central y ETA que "nos merecemos conocer", porque la banda advierte que, si no se cumplen, "el proceso se romperá, y ya sabemos perfectamente de qué manera rompe ETA el proceso, la tregua o el alto el fuego".

San Gil criticó que, ante estas advertencias de la banda, no ha habido una respuesta "contundente" por parte del Ejecutivo que dirige José Luis Rodríguez Zapatero. Así, instó al presidente del Gobierno a que defina lo que quiere decir al afirmar que se mantendrá "firme" en sus principios y posiciones sobre el proceso de paz porque, según indicó San Gil, "no debemos entender lo mismo en cuanto a firmeza" en relación al terrorismo".

"Porque, si no, entenderemos que son firmes en la cesión continuada ante las exigencias de ETA-Batasuna, añadió la dirigente del PP, que también reclamó que se aclaren "las reglas del juego de Rubalcaba", en relación a las declaraciones realizadas ayer por el ministro del Interior en las que aseguraba que éstas no cambian.

A QUÉ LLAMAN VIOLENCIA

De esta manera, censuró que el Gobierno ha advertido de que si Batasuna no condena la violencia no estará en las instituciones y no se mantendrán reuniones con la formación ilegalizada, a pesar de lo cual EHAK tiene representación en el Parlamento vasco y se produjo "la foto" entre dirigentes de PSE y Batasuna en el encuentro del pasado mes de julio en San Sebastián. Asimismo, destacó que el Ejecutivo también ha recalcado que, con violencia, no habrá proceso, pero se han producido más de 160 actos de kale borroka.

De esta manera, se preguntó "a qué le llaman violencia para que al final paralicen este proceso" y denunció que el presidente del Gobierno anunció que, si se demostraba la autoría de ETA en robo de armas en Francia, se producirían "consecuencias" y es "el único que todavía no se ha enterado". En cualquier caso, cuestionó cuáles son esas consecuencias y cuándo se van a aplicar.

La dirigente del PP preguntó "hasta cuándo" José Luis Rodríguez Zapatero "va a seguir con esta farsa, tomándonos el pelo en algo que para nosotros es fundamental porque nos jugamos la vida y la libertad". "Se han pasado todas las líneas rojas y en ocho meses ha ido mucho más lejos de lo que pensábamos que iba a ir", criticó.

Por ello, insistió en que el líder del Ejecutivo tiene que "rectificar" y renunciar a "cualquier tipo de negociación, de diálogo, de pacto o de compromiso con una banda terrorista", regresando al Pacto Antiterrorista y a la aplicación de la Ley de Partidos. "No hay paz, los hechos todos los días nos demuestran que quien está recuperando oxígeno es ETA-Batasuna", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies