Marín: los debates identitarios serán sustituidos por "normales" disputas hidrológicas o fiscales tras las reformas

 

Marín: los debates identitarios serán sustituidos por "normales" disputas hidrológicas o fiscales tras las reformas

Actualizado 24/07/2006 16:17:51 CET

Duda que de que el Gobierno pueda llevar a cabo la reforma constitucional que se propuso al inicio de la legislatura

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL (MADRID), 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso, Manuel Marín, considera que una vez que finalice esta etapa de reformas estatutarias, los debates "identitarios" que han dominado el panorama político en algunas autonomías serán sustituidos por "normales" disputas por el agua o por la fiscalidad, lo que, a su juicio, es propio de un Estado "descentralizado" y de inspiración federal como el español, por lo que "no debe alarmar".

Durante su intervención en la inauguración del curso 'Parlamento, Constitución y Estado Autonómico: Realidad española y europea' organizado en San Lorenzo de El Escorial por la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP), Marín se mostró convencio de que este proceso de modificaciones en los estatutos de autonomía está demostrando que el sistema constitucional "está rodando" y que las instituciones "están haciendo su trabajo".

De esta forma Marín, se refería a la tarea que desarrollan los parlamentos autonómicos, las Cortes y el Tribunal Constitucional, que tendrá que pronunciarse sobre algunas de estas reformas. "Los españoles terminarán dándose cuenta de que fuera de los avatares y escandaleras, las instituciones funcionan y son potentes y sólidas", pronosticó.

SUPRIMIR ARTICULOS SI LO DICE EL TC

En este punto, comentó que si finalmente el Tribunal Constitucional ve motivos de inconstitucionalidad y anula algunos artículos de las reformas estatutarias habrá que acatarlo. "Si el Tribunal Constitucional echar abajo artículos del catalán o del valenciano, pues los tendrán que suprimir", resumió. Así, insistió en que el Alto Tribunal "hace impecablemente su trabajo" y que si establece la insconstitucional de algún precepto significará que "la Constitución se respeta y se hace respetar y que las instituciones que tienen que aplicarla, la aplican".

Marín, quien admitió tener "dudas" en algunos puntos de la fiscalidad que establece el Estatuto catalán, no quiso pronunciarse sobre la conveniencia de recuperar la figura del recurso previo de inconstitucionalidad, que el PP reivindica para este tipo de reformas, y se limitó a criticar que se proponga resucitar mecanismos únicamente por motivos de "oportunidad" política. "Dejemos que el Constiucional haga su trabajo, ese es el juego de la instituciones", reclamó.

En su opinión, España tiende hacia un modelo territorial en el que va a primar "la defensa de lo concreto", algo que tendría que haber pasado desde el principio porque "seguramente" los ciudadanos se hubieran "ahorrado algún que otro disgusto". Así, destacó que el tema de los recursos hídricos va a ser fundamental en seis reformas estatutarias y que en tres o cuatro la fiscalidad será la cuestión principal.

Para Marín esto supone una "ventaja" porque si se habla sobre el reparto de ciertas cosas, significa que hay qué repartir y que España es un país "de bastantes ricos". Sin embargo, considera que esta situación dará al traste con algunos discursos políticos, porque las tesis que se mantendrán a nivel general chocarán con las que defiendan las organizaciones políticas en las distintas comunidades. "Muchos de los discursos que se hacen no se van poder mantener porque va a haber un debate trabado de PSOE contra PSOE y de PP contra PP", advirtió.

A modo de ejemplo, señaló que el presidente de Baleares, el 'popular' Jaume Matas puede proponer un sistema financiero muy parecido al que defenderá el sucesor de Pasqual Maragall en Cataluña, y que el denominado "blindaje del agua ha sido pactado entre el PSOE y PP" tanto en Aragón como en Castilla y León. No obstante, cree que "el tiempo irá atemperando estas cosas y cuando empiece a producirse la gente verá que no pasa nada".

ACCESO A LA CORONA Y REFORMA DEL SENADO

En otro momento de su intervención Marín dejó entrever sus dudas de que el Gobierno de José Lusi Rodríguez Zapatero pueda finalmente llevar a la práctica la reforma constitucional que se planteó al principio de la legislatura, sobre todo en lo que se refiere a la igualdad para el acceso a la Corona. "Todo el mundo está de acuerdo con esta reforma, pero no creo que quede tiempo en estos dos años para intentar lograrlo", explicó el presidente del Congreso tras recordar que esta modificación requiere un referéndum y la convocatoria de elecciones.

También se preguntó si será posible abordar la, a su juicio, tan necesaria reforma del Senado una vez que se ha rebasado el ecuador de la legislatura. En este sentido, denunció que desde 1995 esta reforma se incluye en los programas electorales de los partidos pero que hasta ahora nunca se ha llevado a la práctica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies