Marín llama al orden al PP nada más comenzar la sesión de control tras escucharse gritos de "dimisión, dimisión"

Actualizado 10/05/2006 18:19:00 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidenta del Congreso, Manuel Marín, se vio obligado a hacer una llamada al orden al PP nada más comenzar la sesión de control de esta tarde tras escucharse gritos de "dimisión, dimisión" dirigidos al Gobierno.

El clima se presentó tormentoso esta tarde en el hemiciclo, tras la polémica levantada por la sentencia que condena a tres policías por la detención ilegal de dos militantes del PP. No habían terminado de sentarse los diputados y comenzaron a escucharse gritos de "dimisión, dimisión".

Nada más formularse la primera pregunta, planteada por el diputado canario Paulino Rivero, arreciaron los murmullos desde los bancos del PP y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no pudo responder.

Marín tomó la palabra y, cuando apenas había transcurrido de sesión plenaria, llamó la atención al portavoz adjunto del Grupo Popular, Vicente Martínez Pujalte. Subió el tono de los murmullos y el presidente de la Cámara avisó: "O las condiciones del debate se mantienen, o no continuaremos la sesión. Al Parlamento no se viene a patear", zanjó, entre aplausos de los socialistas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies