Marín, partidario de que no haya debates parlamentarios sobre el proceso de paz hasta que no "se tenga algo construido"

 

Marín, partidario de que no haya debates parlamentarios sobre el proceso de paz hasta que no "se tenga algo construido"

Actualizado 24/07/2006 15:24:41 CET

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso, Manuel Marín, recordó hoy que las "negociaciones difíciles" requieren "mucha discreción y confianza" por eso, se mostró partidario de que el proceso de paz no se afronte "con el megáfono" y de que no haya debates parlamentarios sobre el mismo hasta que no "se tenga algo construido". En este sentido, reclamó para este nuevo proceso "la misma discreción" con la que se abordaron los contactos con ETA en ocasiones anteriores.

Marín hizo esta reflexión durante la inauguración del curso 'Parlamento, Constitución y Estado autonómico: Realidad española y europea", que la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP) ha organizado en el marco de los cursos de verano de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

Para el presidente de la Cámara Baja, el diálogo con ETA será el "gran tema" de lo que resta de legislatura. Aunque admitió no contar con más información sobre el asunto que la que trasladan los medios de comunicación y asegurar que no tiene por qué tenerla, Marín recalcó que, las "negociaciones difíciles" no "se pueden hacer con la política del megáfono" porque este instrumento es "muy mal consejero en las negociaciones políticas".

Por eso, recomendó tanto al Gobierno como al resto de grupos parlamentarios que trabajen desde la discreción y con el objetivo de "ganar cotas de confianza entre unos y otros". "Esa es la vía y lo deseable es que a la vuelta de las vacaciones de verano se encauce una forma de trabajar que evitara estar permanentemente teniendo que explicarse a través del megáfono", apuntó.

En este sentido, considera que "no es necesario" que se produzcan debates parlamentarios sobre el proceso de paz, aunque agregó que sí se podrá realizar uno "cuando ya se tenga algo construido". En cualquier caso, dejó claro que él como presidente del Congreso no puede decir si la Cámara debe o no celebrar debates sobre este asunto, ya que eso "es tarea del Gobierno y de partidos políticos" y del "ejercicio de autocontrol y autolimitación" de cada grupo parlamentario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies