Marín reactivará en septiembre la reforma del Reglamento del Congreso, siguiendo el consejo de Zapatero

Actualizado 24/07/2006 16:54:50 CET

Lamenta que los medios de comunicación se hagan eco sobre todo de los episodios negativos que se producen en la Cámara Baja

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL (MADRID), 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso, Manuel Marín, anunció hoy su intención de reactivar el próximo mes de septiembre los trabajos para al reforma del Reglamento del Congreso, que están 'congelados' desde el otoño pasado. Según explicó, fue el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien recientemente le animó a dar un nuevo impulso a esta materia sobre la que PSOE y PP llegaron a firmar un acuerdo el año pasado, pero que quedó paralizada tras la llegada al Congreso de la reforma del Estatuto catalán y con el uso de las lenguas cooficiales como el principal escollo.

"Lo vamos a intentar. El presidente me animó, me dijo: Adelante, es el momento", señaló Marín durante la inauguración del curso 'Parlamento, Constitución y Estado Autonómico: Realidad española y europea', organizado en San Lorenzo de El Escorial por la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Marín recalcó que los grupos parlamentarios "sólo tienen que ponerse de acuerdo" en el uso de gallego, catalán y vasco en la Cámara Baja y volvió a defender la fórmula que él mismo ideó y que funcionó durante unas semanas, que consistía en que los oradores pudieran hacer una breve alusión en su lengua materna, siempre que después tradujeran sus palabras para que los taquígrafos pudieran incluirlas en el Diario de Sesiones. "Eso funcionó durante un tiempo, pero los que querían más rompieron el acuerdo", recordó, en referencia a las demandas de ERC.

Durante su intervención, Marín volvió a defender el trabajo de los diputados en esta legislatura tan "particular en términos políticos" por ser "heredera" de los atentados del 11 de marzo de 2004 y que viene determinada por un "formidable desencuentro" entre los dos grandes partidos. A su juicio, estos elementos dan lugar a una "legislatura forzosamente desequilibrada", en la que sobresalen las situaciones negativas, aunque "no todo en el Parlamento es bronca.

RECUPERAR LA BUENA EDUCACION

Marín admitió que los parlamentarios tienen parte de culpa en esta situación porque no saben "vender bien el producto", pero lamentó que los medios de comunicación se haga eco, sobre todo, de los episodios negativos que tienen lugar en la Cámara. Según su análisis, políticos y periodistas se retroalimentan. Los primeros, por ejemplo, preparan sus discursos en función del enfoque que vayan a darles algunos medios o recurren a la "gresca" porque es la mejor manera de garantizarse una foto en la prensa.

En este sentido, rechazó las "excesivas escenificaciones" que, en su opinión, se hacen en el Congreso que, insistió, "no es un escaparate", y reclamó "autocontrol y autolimitación" a los grupos parlamentarios, a los que acusó de recurrir a la bronca de forma deliberada en algunas ocasiones. Además, destacó que el afán por "calentar la grada" que tienen algunos se una "estrategia de mal entrenador". "El canutazo ha sustituido al discuso, el titular al contenido y las escenificaciones a la estrategia y esta forma de hacer política, que es muy significativa, va a más", se quejó.

También mostró su "perplejidad" por el hecho de que algunas formaciones hayan "burlado el sistema de seguridad" de la institución para "conseguir la foto de ese día", y demandó un acuerdo de todos los grupos para respetar al Parlamento y actuar con "buena educación". Por último, defendió el sistema de pensiones y protección social aprobado recientemente por las Mesas del Congreso y el Senado, aunque admitió que se trata de una medida "impopular".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies