Marlaska confirma la reapertura del proceso a Otegi por el homenaje a Otazua pese a que el fiscal cree que es parcial

Actualizado 05/07/2007 19:46:58 CET

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha rechazado los recursos de reforma interpuestos por la defensa del dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi y por la Fiscalía contra su decisión de reabrir el procedimiento que él mismo había sobreseído meses antes contra el líder abertzale, por un delito de enaltecimiento del terrorismo que habría cometido al participar en el homenaje dispensado en septiembre de 2003 al etarra Arkaitz Otazua. En su recurso, la Fiscalía expresó "dudas legítimas" sobre la imparcialidad el magistrado.

En otra resolución dada a conocer hoy, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 califica de "perfectamente factible" la personación en este momento de las investigaciones de dos acusaciones populares, en representación del Foro Ermua y la asociación de víctimas Dignidad y Justicia. Hasta este momento sólo estaban personadas en este procedimiento las defensas de Otegi y los otros 22 imputados por el mismo delito y la Fiscalía, que no veía indicios de delito.

En el recurso de la Fiscalía, que fue interpuesto el pasado 4 de junio, se defiende que la reapertura sólo habría sido factible de haberlo solicitado el Ministerio Público. Esta parte añadía que del proceder de Grande-Marlaska "se infiere una concreta parcialidad en el instructor o al menos dudas legítimas sobre su imparcialidad. La decisión del magistrado de reabrir este procedimiento se produjo el pasado 1 de junio, después de que las partes visionaran un vídeo proporcionado por Antena 3 y grabado en el lugar del homenaje en el que Otegi participó. En el auto hecho público hoy, Grande-Marlaska elude pronunciarse sobre su supuesta imparcialidad y se limita a argumentar las razones jurídicas que le han permitido reabrir de oficio este procedimiento.

Señala que el sobreseimiento provisional que dictó en su día "constituye una simple declaración de voluntad judicial que pone fin al proceso, pero sólo de forma interina, y esta provisionalidad conduce o tiene como consecuencia directa, fundamental e inmediata la procedencia de la reapertura del sumario en cualquier momento, y no sólo a través de lo recursos legalmente establecidos, sino incluso de manera directa o de oficio".

DEPENDE DE LA SALA

La continuación de las investigaciones sobre Otegi y otros miembros de Batasuna por su homenaje al etarra Otazua, fallecido en un enfrentamiento con la Ertzaintza, dependerá ahora de lo que resuelva la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, ante la que la defensa del líder de Batasuna ha presentado recurso de apelación. No obstante, la tramitación de este recurso queda en suspenso, de momento, en espera de que aleguen sobre el mismo el resto de partes personadas.

Además, Grande-Marlaska rechaza las quejas presentadas por Dignidad y Justicia por la fianza económica impuesta a esta parte como requisito para ejercer la acusación popular.

Según el magistrado, "con el fin de evitar hipotéticas actuaciones procesales ajenas a la debida probidad, el legislador prevé la posibilidad de exigir la consignación de una fianza que garantice cualquier responsabilidad (...) sin que ello conlleve ningún límite a su ejercicio siempre que se guarden las debidas razones de proporcionalidad". La aceptación por el juez de la personación de las dos acusaciones populares antes mencionadas tiene efectos desde el pasado 6 de junio.

En el auto de reapertura de la causa, cuyos fundamentos Grande-Marlaska da ahora por reproducidos, el magistrado afirmaba que el líder de la ilegalizada formación de la izquierda abertzale profirió, durante su intervención en el acto, "continuas loas o exaltaciones" al etarra muerto que "únicamente permiten concluir" y "en un grado de seria probabilidad" que es culpable de un delito de manifestación ilegal y enaltecimiento del terrorismo.

El auto fue dictado en contra de la postura del Misterio Fiscal, que pidió al magistrado que no reactivara el caso a pesar de la existencia de nuevas pruebas, las imágenes del acto. El magistrado destacó en su auto que durante el visionado de la cinta proporcionada por Antena 3 el fiscal Luis Barroso abandonó la sala en el momento en que se procedía a comenzar la traducción de varios fragmentos de la disertación en que Otegi se refiere al etarra del euskera al castellano.

El juez acordó devolver esta causa al inicio de la fase de instrucción y pidió a la Brigada de Información de la Guardia Civil así como a la Unidad Central de Información (UCI) de la Policía que informara si en la jornada de celebración del homenaje, el 20 de septiembre de 2003, formaban parte de la mesa nacional de Batasuna un total de 24 personas.

En la lista se incluyen todos aquellos contra los que se dirigió inicialmente este procedimiento. Entre ellos se encuentran, además de Otegi, su abogada Jone Goirizelaia y destacados líderes de la cúpula como Pernando Barrena, Joseba Permach y el secretario general del sindicato LAB Rafael Díez Usabiaga entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies