Maroto (PP) pide a la Iglesia "una reflexión" sobre en qué actos participa, tras respaldar el desarme de ETA

349624.1.644.368.20170413112048
Vídeo de la noticia
Publicado 13/04/2017 11:20:48CET

Frente a los mensajes del PNV, niega cambios en la política penitenciaria: "La fortaleza procede de no hacer nunca concesiones"

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, ha pedido al Vaticano "una reflexión" de los actos en los que la Iglesia participa, después de haber respaldado el supuesto desarme de ETA escenificado el día 8 de abril en Bayona (Francia).

"Hay muchas personas creyentes que no han entendido la presencia de la Iglesia en esa foto, que se han quedado muy incómodas. Seguramente cabe una explicación que dar o una reflexión", ha afirmado Maroto en una entrevista concedida a Europa Press.

El dirigente 'popular', exalcalde de Vitoria, ha explicado que la Iglesia es una organización con "calado enorme" y que por su repercusión "debe transmitir un mensaje acorde a su sentimiento y su pensamiento". En esta línea, asegura que ha encontrado a muchos católicos desconcertados por la participación del arzobispo de Bolonia, Mateo Zuppi, en el acto de Bayona.

"Quizá sería conveniente que la Iglesia hiciera una reflexión de en qué actos participa en todos los casos y en todos los lugares", ha explicado.

Javier Maroto, que ha vuelto a descalificar el acto organizado en Francia, ha insistido en que el Gobierno no dará nada a cambio de que ETA entregue las armas y ha sido contundente al asegurar que tampoco se pondrá sobre la mesa, ni lo está en estos momentos, un cambio en la política penitenciaria respecto a los terroristas presos.

NO HAY CAMBIOS EN LA POLÍTICA PENITENCIARIA

El dirigente 'popular' ha respondido así a declaraciones como las del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, quien asegura que detecta "un cierto cambio del Gobierno del PP de cara al futuro" y que puede haber novedades si se actúa "de manera inteligente, con prudencia" y sin mezclar el desarme de ETA con sus presos.

"No vamos a negociar ese asunto por una razón: la fortaleza que ha tenido el Gobierno de España, acompañado por el trabajo de las fuerzas y cuerpos de seguridad, ha sido por no hacer nunca concesiones ni poner precios", ha asegurado Maroto.

El político vasco añade que los presos tienen vías para obtener beneficios penitenciarios, como reconocer el daño hecho y arrepentirse públicamente. "Depende exclusivamente de ellos. El PP no está dispuesto, ni el Gobierno, a negociar en relación a los presos de ETA", ha reiterado.

ADVERTENCIAS AL PNV Y AL PSE

Tampoco se mezclará la política penitenciaria con la negociación de los Presupuestos. Maroto ha asegurado que su partido ha iniciado esta relación con el PNV tanto en Vitoria como en Madrid, que ha dado como resultado de momento la aprobación de las cuentas vascas. Pero este apoyo tiene una condición, ha dicho, "que el lenguaje y las políticas del PNV pasen por la moderación, lo contrario de lo que significan Bildu y Podemos en Euskadi".

El dirigente 'popular' reclama moderación y que no se rebaje el "suelo ético" que se había establecido en el País Vasco. A su juicio, se está produciendo una relajación de la exigencia ética mínima para que Bildu participe en democracia y ha apuntado especialmente al PSE.

"Le parece mejor hacerse una foto con Otegi en la sede del PSE que compartir el suelo ético de exigencia democrática que tenía con el PNV y el PP", ha dicho Javier Maroto, muy crítico con la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, porque a su juicio "hace guiños a Bildu". "Muchos socialistas vascos se sienten huérfanos de liderazgo, no entienden seas fotos sonriendo con Otegi sabiendo el dolor que eso causa no sólo a las víctimas del terrorismo", ha añadido.

Y advierte a continuación que el PP no participará en grupo de trabajo alguno en el que Bildu se sienta bien, como la ponencia de paz en el Parlamento Vasco, porque si esa formación está cómoda significa que no lo están las víctimas.

Maroto ha reflexionado también sobre el problema de convivencia que pervive en muchos lugares del País Vasco y de Navarra, del que la agresión a dos guardia civiles de paisano en Alsasua es un ejemplo. "¿Estamos mejor? Sin duda, y qué bien que sea así, pero queda un espacio por recorrer, ganar la libertad y que el disucruso no permita pensar en el futuro que hubo algo así como una guerra entre dos bandos", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies