Más de 1.800 efectivos se enfrentarán a una emergencia simulada provocada por un seísmo, bajo dirección de la UME

Emilio Roldán
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 16:29:32 CET

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de 1.800 efectivos, entre civiles y militares, se enfrentarán la próxima semana a una emergencia simulada por un terremoto en la provincia de Guadalajara, que provoca inundaciones, daños en un complejo petroquímico y un accidente que genera una amenaza radiactiva. El jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME), teniente general José Emilio Roldán, asumirá la coordinación del ejercicio, que seguirán de cerca el ministro de Defensa, Pedro Morenés, e Interior, Jorge Fernández.

El jefe de la UME, bajo dependencia de Interior, dirigirá el trabajo de los casi 2.000 hombres y mujeres que participarán en el simulacro. En total, habría efectivos de Policía Nacional, Guardia Civil, los Ejércitos de Tierra y del Aire, la UME, Protección Civil, Cruz Roja y el Consejo de Seguridad Nacional.

El ejercicio comenzará el próximo domingo, cuando un supuesto seísmo sacude las localidades de Veguillas y San Andrés del Congosto, en Guadalajara, y provoca daños en un área de 30 kilómetos de radio. Entre estos daños, estará la rotura parcial de la presa del embalse de Alcorlo, que inunda la zona y afecta a la población de San Andrés del Congosto.

FUGA RADIACTIVA Y VERTIDO DE CRUDO

Además, en un accidente de tráfico en la A2, en las proximidades de Ledanca, se ve implicado un vehículo de la Empresa Nacional de Residuos, que derrama parte del material radiactivo que transportaba. También se producen varios accidente en el complejo petroquímico de Villanueva de Argecilla, que dejan varias víctimas, personal atrapado y daños materiales en las instalaciones, así como un escape de ácido fluorhídrico y el vertido de crudo en el río Henares.

Al primer seísmo le sucede un segundo, que hará temblar las localidades de Albolote, Atarfe y Pinos Puente, en la provincia de Granda, que ocasiona derrumbes y colapsos estructurales en varios edificios.

Aunque inicialmente la dirección de la emergencia la asume el Gobierno de Castilla-La Mancha, la gravedad de la situación hace que la emergencia pase del nivel 2 al nivel 3, de manera que el Ministerio del Interior solicita a Defensa la intervención de la UME, que asume la dirección y coordinación operativa de la emergencia.

El ejercicio tendrá un día de 'puertas abiertas' a los medios, que serán recibidos por el jefe de la UME. También está previsto que sigan de cerca el desarrollo de algunos momentos del simulacro diversas autoridades, entre las que están los ministros de Defensa e Interior.

Según explicó a los periodistas el general Roldán a principios de este mes, éste será el ejercicio "más importante" desarrollado hasta el momento por la UME desde su creación, en 2005. En él, se pondrán a prueba los planes de contingencia creados para dar respuesta a emergencias por inundaciones y seísmos y se ejercitará también el que se está preparando ante riesgos nucleares, químicos y biológicos.