Más de 50 diputados catalanes arropan a los miembros de la Mesa del Parlament llamados a declarar en el Supremo


EUROPA PRESS
Actualizado 02/11/2017 10:52:21 CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Supremo pospone la declaración de Forcadell y los cinco miembros de la Mesa del Parlament al 9 de noviembre

Más de 50 diputados han arropado este jueves en las inmediaciones del Tribunal Supremo a los miembros de la Mesa del Parlamento catalán llamados a declarar en el marco de la querella presentada por los delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos cometidos en el denominado 'procés'. La comitiva ha contado con caras tan conocidas como los diputados de ERC, Gabriel Rufián y Joan Tardá, o los de Unidos Podemos, Xavier Domenech y Alberto Garzón.

La primera investigada en llegar ha sido la miembro de la Mesa de la Cámara autonómica, Anna Simó, (ERC), a las 9.10 horas, que ha sido recibida por más de 50 diputados catalanes que la han acogido con aplausos y al grito de "no estáis solos". Al bajar del coche en el que ha llegado al Supremo, dos viandantes ataviados con banderas de España la han increpado, teniendo que intermediar la Policía.

Estas citaciones coinciden con las de otras 14 personas en la Audiencia Nacional, entre ellos el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont --que este miércoles confirmó desde Bruselas (Bélgica) que no comparecerá-- por los mismos hechos.

Entre la nutrida comitiva de diputados catalanes, tanto del Congreso como del Parlament, se ha visto ERC encabezada por los diputados Joan Tardá, Gabriel Rufián y Carmen Jordá, además por parte del PDeCAT han acudido entre otros la diputada Lourdes Ciuró.

Entre otros dirigentes también se encontraba el coordinador general de Cataluña en Común, Xavier Domenech, junto al líder de IU, Alberto Garzón, y el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, en la delegación también se encontraba entre otros el secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin, y la diputada Marta Sibina, que han sido los primeros en presentarse en las inmediaciones del Supremo.