Mas niega adjudicaciones irregulares y dice que intentan "colgarle el muerto"

345574.1.644.368.20170310103829
Vídeo de la noticia
Actualizado 10/03/2017 13:20:11 CET

Pone la mano el fuego por el exconseller Germà Gordó

BARCELONA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un empresario del 3% pidió por carta a Mas que facilitara a su mujer juez un puesto en la Generalitat

Montull: la presunta comisión del 3% se subió al 4 porque "CDC quería más dinero"

El expresidente de la Generalitat y líder del PDeCAT, Artur Mas, ha negado que CDC adjudicara obras de forma irregular a cambio de supuestas comisiones, y ha asegurado que las afirmaciones del expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet, su mano derecha Jordi Montull y su hija, Gemma Montull, que aseguran que sí hubo comisiones, intentan "colgarle el muerto" al partido para rebajar sus penas.

En una entrevista este viernes en Rac1 recogida por Europa Press, ha dicho que si la Fiscalía sospechara realmente que estas comisiones existían, es "inconcebible" que no se estén investigando las adjudicaciones que hizo CDC, y ha opinado que si no se hace es porque saben que están bien hechas y no hubo trato a favor.

Mas ha enfatizado que él se dedicaba a las cuestiones políticas pero no a controlar las finanzas del partido, y ha dicho que desconocía los convenios que tenía CDC con el Palau de la Música, porque además procedían de los años 90, cuando él no tenía responsabilidades en la formación: "En su momento no supe de estos convenios ni nada de las finanzas del partido. Había personas que se dedicaban a ello".

Ha dicho que tomó conciencia cuando se destapó el caso Palau en julio de 2009, ha recordado que esas donaciones están reconocidas desde entonces y ha afirmado que "eran legales pero rozaban la línea de la moralidad", por lo que se devolvieron.

Mas ha reconocido que CDC estaba bajo sospecha y se decidió crear un nuevo partido para deshacerse de ella: "¿Quiere más autocrítica que cerrar un partido político?", ha preguntado, tras lo que ha dicho que la nueva formación debe quedar libre de toda duda.

Preguntado por si pone la mano en el fuego por el exconseller de Justicia Germà Gordó, después de que se la Guardia Civil le haya relacionado con licitaciones irregulares, ha dicho que sí, y que confía en él tanto como lo hace en el extesorero de CDC Daniel Osàcar.

"Mi responsabilidad no era llevar la administración, las finanzas o los servicios jurídicos del partido, pero sí lo era poner al frente de estas áreas a personas que hicieran el trabajo correctamente", ha subrayado.

'OPERACIÓN CATALUÑA'

Preguntado por si relaciona la 'Operación Cataluña' con las informaciones que vinculan al presidente Carles Puigdemont con los presuntos intentos del directivo de la empresa Oproler, Josep Manel Bassols, para conseguir ilícitamente obra pública en Girona, Mas ha afirmado "habrá que verlo".

"Era una operación de difamación y calumnias con voluntad de alterar las elecciones en Cataluña diseñada por el Gobierno español, conocida por la Moncloa y hecha de manera ilegal", diseñada en gran parte por el Ministerio del Interior a partir de montajes en los que se utilizaban fondos reservados para pagar a confidentes que decían mentiras.

Ha subrayado que no se han podido demostrar ninguna de las acusaciones hacia él ni hacia otros dirigentes, como el exalcalde de Barcelona Xavier Trias, y ha reiterado: "Alteraron el resultado electoral, que es un delito que la policía española no ha investigado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies