Mas quiere ser presidente por un resultado "rotundo" y sin "trapicheos" en los despachos tras el 1-N

 

Mas quiere ser presidente por un resultado "rotundo" y sin "trapicheos" en los despachos tras el 1-N

Actualizado 16/09/2006 18:29:31 CET

Reclama a ERC que aclare a los catalanes qué hará con su voto

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA) 16 (EUROPA PRESS)

El presidente de CiU, Artur Mas, reclamó hoy a los catalanes que en las elecciones del próximo 1 de noviembre digan "con rotundidad" qué presidente de la Generalitat quieren para los próximos cuatro años sin necesidad de "trapicheos" en los despachos tras los comicios. Mas afirmó que Catalunya necesita un gobierno "fuerte, cohesionado y con un proyecto de país" en contraposición con el gobierno "débil y desorientado" de los últimos tres años.

Artur Mas hizo estas afirmaciones hoy durante la Escuela de Verano de Convergència Democràtica de Catalunya en L'Hospitalet de Llobregat.

El candidato nacionalista aseguró que el próximo 1 de noviembre "no es necesario un resultado confuso y de equilibrio sino un resultado claro y rotundo que no dé ninguna oportunidad a la duda". De esta forma, según Mas, "el gobierno y el presidente se deben conocer el 1 de noviembre por la noche y no al cabo de los días con los trapicheos que se hacen en los despachos".

En este sentido, el líder de CiU hizo un llamamiento a Esquerra Republicana de Catalunya a decir de forma clara qué hará con su voto después de las elecciones. "El pueblo de Catalunya tiene derecho a saber qué se hará con su voto antes de ir a votar, porque luego ya será tarde", afirmó Mas, que aseguró que la federación nacionalista respectará al partido que gane las elecciones.

Según Mas, en las próximas elecciones Catalunya tiene la oportunidad de "pasar página e instalarse en el camino del prestigio y de la seriedad". El presidente de CiU acusó al actual Gobierno de haber fomentado una situación de "precariedad y frivolidad" y aseguró que el mismo Pasqual Maragall reconoció ayer que el pacto del Tinell "había sido mal hecho".

Mas abundó en la valoración que el presidente de la Generalitat hizo de los 1.000 días de gobierno y comentó, irónicamente, que "la conclusión es que Maragall apoyará a Montilla; lo deben ver muy negro para llegar a esta conclusión".

El presidente de CiU animó a sus militantes a fomentar la participación en las próximas elecciones y a no fiarse de las encuestas que sitúan a su formación como ganadora de los comicios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies