Mayor Oreja afirma que la cabeza de Fungairiño era un estorbo para la negociación política del Gobierno con ETA

Actualizado 02/02/2006 16:22:40 CET

Asegura que con su cese se da una satisfación a la banda terrorista durante el macrojuicio

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex-minitro del Interior Jaime Mayor Oreja declaró hoy a Europa Press que el cese de Eduardo Fungairió supone una satisfación para la banda terrorista durante el macrojuicio, subrayando que este fiscal era un estorbo en el proceso de negociación política del Gobierno con ETA, y que a su juicio tendrá en la autodeterminación del País Vasco el elemento decisivo y central.

Mayor Oreja aseguró que Fungairiño para los que han "tenido la responsabilidad de hacer frente al terrorismo de ETA no ha sido cualquier fiscal, ni cualquier persona, sino un referente de exigencia, firmeza y cumplimiento del Estado de Derecho".

"Este cese confirma lo que hemos venido reafirmado algunos en muchas ocasiones y por cierto con la descalificación de dirigentes socialistas, que nos encontramos en una negociación política con ETA", explicó.

A su juicio, se intenta llevar "a la crisis" tanto a las personas como a las instituciones que bien con la defensa de las víctimas o del Estado de Derecho han sido decisivos en la actitud de la sociedad española frente a ETA.

SATISFACION ANTE EL MACROJUICIO Añadió que este cese supone una satisfación para ETA durante un juicio muy importante, en referencia al macrojuicio e "implica que esa negociación política con ETA estará acompañada de un conjunto de medidas de carácter penitenciario".

"La cabeza de Fungairiño forma parte del proceso de paz, del Estatut, de Estella, siendo un eslabón más de un proceso que a medida que trascurre se entiende mejor. Fungairiño era un estorbo para este proceso y por esta razón el Gobierno aplica implacablemente todos las medidas que le llevan a la negociación política con ETA y en la que la autodeterminación será el elemento decisión y central", explicó.

Mayor Oreja recordó también la última vez que el líder de Batasuna Arnaldo Otegi compareció en la Audiencia Nacional, y preguntó si la decisión de que tenía que pagar una fianza para no ir a la cárcel, la sabía Conde-Pumpido. "Se demuestra que el fiscal general está jugando un papel muy relevante en todo este proceso", concluyó Mayor Oreja.