Asociación Memoria Histórica de Granada recibe con "amargura" que se "entorpezca" el derecho de los familiares

Actualizado 07/11/2008 19:31:35 CET

GRANADA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada recibió hoy con "amargura" la decisión de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional de paralizar la exhumación de las fosas de la Guerra Civil autorizadas por el juez Baltasar Garzón, al considerar que las "disidencias internas de la justicia no deben entorpecer el derecho de los familiares a recuperar los restos de sus antepasados".

Entre las exhumaciones paralizadas se encuentra la de la fosa donde supuestamente descansan los restos del poeta Federico García Lorca, en un lugar situado entre Víznar y Alfacar (Granada), donde también se encuentran los del maestro Dióscoro Galindo y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la asociación, Francisco González, manifestó su respeto a la decisión judicial y se mostró esperanzado en que esta paralización suponga "un pequeño escollo en el proceso" que sirva para resolver "cuestiones competenciales", de modo que, finalmente "se imponga el legítimo derecho de los familiares".

González explicó que, tras conocer la noticia, ha intentado ponerse en contacto con algunos de los familiares, como Paco Galadí --nieto del banderillero Francisco Galadí, cuyos restos descansan supuestamente junto a los del poeta Federico García Lorca-- para transmitirles un mensaje de tranquilidad "porque esto es un escollo ajeno a nuestra solicitud", aseguró.

"Cuando hicimos nuestra petición entendíamos que las cosas tenían que hacerse lentas pero seguras y ya teníamos el cuerpo hecho a que no se podría actuar hasta la primavera por lo que esperamos que finalmente se declare competente al juez Garzón" para investigar los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el Franquismo.

Las declaraciones de González se producen después de que la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional acordara hoy por diez votos contra cinco paralizar la exhumación de todas las fosas comunes de la Guerra Civil autorizadas por Garzón. La decisión se tomó en el transcurso de un pleno convocado con carácter extraordinario, tras recibir esta mañana un escrito de la Fiscalía que instaba a la suspensión de los trabajos.

Así, ordenan al Juzgado Central de Instrucción número 5 que "paralice todas las actuaciones" acordadas por su titular, Baltasar Garzón, y su sustituto, Santiago Pedraz, "a excepción de las que, de no realizarse ya, causen un perjuicio irreparable e irreversible al fin de la investigación".

La Sala, que estuvo reunida durante más de dos horas, toma esta decisión "en estricto cumplimiento" del artículo 22 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECR), que establece que mientras no se resuelva el incidente de competencia deben practicarse exclusivamente "las diligencias necesarias para comprobar el delito y aquellas otras que considere de reconocida urgencia", entre las que no se encontrarían las exhumaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies