Méndez de Vigo descarta elecciones generales anticipadas y asegura que España "va mejor"

Rueda de prensa de Iñigo Méndez de Vigo tras el Consejo de Ministros
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2018 12:03:17CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, no cree que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, convoque unas elecciones generales anticipadas pese a la falta de acuerdo con respecto a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 y asegura que España "va mejor" gracias a "las reformas estructurales" y a "las políticas presupuestarias" llevadas a cabo por el Gobierno.

En declaraciones a COPE recogidas por Europa Press, ha explicado que los Presupuestos Generales del Estado "dan estabilidad al país" y ha insistido en que desde el Gobierno siguen trabajando "en la buena senda" con "resultados positivos para España" para "resolver los problemas de la gente".

Méndez de Vigo se ha pronunciado así después de que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, mostrase la semana pasada su preocupación por la dilación en la negociación de los PGE de 2018 y exigiese a Rajoy la convocatoria de elecciones anticipadas para no poner en peligro el crecimiento económico del país.

CAMBIAR LAS REFORMAS "NO VIENE A CUENTO"

Asimismo, preguntado por la posibilidad de que Ciudadanos "remueva" algunas de las leyes fundamentales aprobadas por el PP como es la Ley de Seguridad Ciudadana, Méndez de Vigo ha señalado que "el éxito de España de estos últimos años se debe a las reformas estructurales" y ha declarado que "intentar cambiarlas ahora no viene a cuento".

De este modo, ha defendido "los efectos positivos" que han tenido "sobre la vida de las personas" las reformas impulsadas por el PP y ha remarcado que "si se quieren cambiar las cosas habrá que explicárselo a la gente para que juzgue quién tiene razón y quién no la tiene".

Además, ha explicado que la Ley de Seguridad Ciudadana actual copia el modus operandi de la norma de 1993 en lo que a sanciones se refiere: "Es un tema que no ha cambiado en veinte años, ya que las sanciones por una manifestación ilegal pueden llegar hasta los 600.000 euros y eso equivale a 100 millones de las antiguas pesetas que es lo que decía la Ley de 1993".