Mendia (PSE-EE): "La peor condena para este país sería que ETA se convirtiera en un 'lobby'"

Actualizado 07/07/2015 13:32:29 CET

Se muestra dispuesta a "pelear" para lograr llevar al PSE-EE "a lo más alto" de la política vasca

BILBAO, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

La candidata a la Secretaría General del PSE-EE, Idoia Mendia, ha afirmado que "la peor condena para este país sería que ETA se convirtiera en un 'lobby'" como, a su juicio, ha dado a entender la banda armada en su último comunicado.

En una entrevista concedida a Europa Press, Mendia considera que la paz ya se ha conseguido tras decretar la banda terrorista "que no mata, y lo que queda es que se disuelva" y renuncie a "ese tutelaje que está dispuesta a mantener".

De esta forma, se ha referido al comunicado de ETA hecho público por ETA el pasado 20 de julio, "en el que parece que quiere decir que pretende convertirse en organización política y, por lo tanto, en una especie de 'lobby'". "Creo que sería la peor condena para este país, que una organización como ETA trate de tutelar, sobre todo, al mundo de la izquierda abertzale, pero también la política del País Vasco", ha apuntado.

Por ello, ha exigido a la banda "que desaparezca y entregue las armas de una vez por todas". "Me parecería impresentable, inaudito e intolerable que se convirtiera en un movimiento político. No me cabe en la cabeza", ha aseverado.

La representante socialista ha afirmado que no se ha producido "ningún cambio sustancial" para que su partido vuelva a participar en la Ponencia de Paz, y ha añadido que están "seguros" de la decisión que adoptaron hace un año de abandonar este foro "porque la izquierda abertzale no ha asumido la parte esencial del suelo ético" y rechaza "el reconocimiento de que la violencia terrorista nunca debió existir en Euskadi". "Nosotros dijimos que estábamos dispuestos a esperar a que el mundo de Bildu evolucionara, pero no a dar pasos hacia atrás", ha recordado.

"LLEVAR AL PSE A LO MÁS ALTO"

Por otra parte, Mendia se ha marcado como objetivo "posicionar al
PSE-EE en lo más alto" de la política vasca y ha asegurado que se ha presentado como candidata a suceder a Patxi López "con ilusión y con ganas". "Creo que puedo conectar con ese nuevo tiempo que se vive en Euskadi y dar paso a una nueva generación de dirigentes socialistas que ahora mismo están en segundas líneas, para que pasen a la primera fila", ha indicado.

Tras asegurar que tiene "muy claro cuál debe ser la oferta del socialismo vasco en Euskadi", se ha mostrado convencida de que "la renovación no viene tanto por las personas" que dirigen el partido, sino "por las propuestas de futuro" que se planteen.

Además, ha considerado que "la política vasca es "difícil y muy intensa", por lo que cree que "requiere de personas con experiencia". "Trataré de hacer una Ejecutiva que combine gente con experiencia y gente que no la tenga, para que, juntos, podamos acertar", ha apuntado.

A su juicio, eso es "lo inteligente", porque conformar una dirección "de personas muy jóvenes sin ninguna experiencia" supondría "ponérselo muy fácil a todo el mundo". "Y no es ésa mi intención. Yo vengo aquí a pelear y a posicionar al PSE-EE en lo más alto", ha concluido.