Miembros de plataformas anuladas serán juzgados mañana en San Sebastián por la ocupación del Ayuntamiento de Andoain

Actualizado 19/03/2007 12:13:01 CET

El fiscal pide penas de entre diez meses y un año de cárcel para ocho integrantes de plataformas por un acto de protesta en octubre de 2004

SAN SEBASTIAN, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de ocho miembros de plataformas ilegalizadas serán juzgados mañana en San Sebastián por la ocupación durante una hora del Salón de Plenos del Ayuntamiento de Andoain, el 16 de octubre de 2004, para protestar por la ilegalización de Batasuna. El fiscal pide penas de diez meses a un año de cárcel.

El juicio, que se celebrará en un Juzgado de lo Penal, fue suspendido anteriormente por la huelga de los trabajadores de la Administración de Justicia en el País Vasco.

El fiscal solicita una año de cárcel y multas que suman 10.080 euros para la ex concejal de Batasuna en Bilbao Arantza Urkaregi, y diez meses de prisión y multas de 8.640 euros, cada uno, para otros siete miembros de plataformas de la izquierda abertzale anuladas, entre los que se encuentra el ex edil donostiarra y miembro de Baga Boga Iñigo Balda.

Según la calificación fiscal, a la que tuvo acceso Europa Press, los hechos ocurrieron sobre las once y diez de la mañana, cuando los acusados, en compañía de unas 200 personas, se reunieron frente al Ayuntamiento con pancartas en las que se leía 'No apartheid. Autodeterminazioa'.

En un momento determinado, los imputados, junto a otras 40 personas que no han resultado identificadas, y "sin autorización" para ello, entraron en grupo en el Consistorio "con intención de ocupar el salón de plenos, fuera del horario laboral, puesto que era sábado", y ante "la impotencia" de los guardias municipales que se encontraban allí, añade el escrito.

DAÑOS EN UNA PUERTA

El fiscal señala que los procesados subieron a la planta superior y, como la puerta del salón estaba cerrada, "procedieron a golpearla y a arrancar su cerradura", causando daños valorados en 684,86 euros que el fiscal reclama que sean abonados por los ocho acusados.

Los miembros de la plataformas permanecieron en el lugar durante cerca de una hora, durante la cual Arantza Urkaregi leyó un "comunicado político, apoyando así los hechos cometidos".

El fiscal imputa a los acusados los delitos de daños y "allanamiento de domicilio de persona jurídica pública". Además, solicita que en el juicio presten declaración el actual alcalde, José Antonio Pérez Gabarain (PSE-EE), el concejal socialista Estanis Amutxastegi y dos agentes de la Guardia Municipal, entre otros.

El acto, protagonizado por representantes de plataformas anuladas de Euskadi y Navarra, tuvo por objeto denunciar la "marginación política" de Batasuna en las instituciones, según explicaron en su momento los acusados. Durante su declaración ante el juez de Instrucción, Urkaregi y Balda reconocieron que participaron en la ocupación del Ayuntamiento, pero aseguraron que fue "un acto pacífico".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies