Miguel Sanz confía en que después de las generales no haya que convocar nuevas elecciones en Navarra

Actualizado 30/11/2007 11:25:32 CET

PAMPLONA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, espera no tener que "utilizar un mecanismo constitucional para convocar nuevas elecciones" en la Comunidad foral tras las generales de marzo y recordó que José Luis Rodríguez Zapatero y él coincidieron hace meses en la necesidad de garantizar la "estabilidad" de Navarra para cuatro años.

Miguel Sanz confió así, en declaraciones a la Cadena Ser, en que las "buenas relaciones" que existen actualmente con José Luis Rodríguez Zapatero no sean un "paréntesis" que dure tan solo hasta las elecciones generales.

"En política nada es predecible. Yo espero no hacer motivos para que esto sea sólo un paréntesis y espero que los demás tampoco hagan motivos para que yo pueda utilizar un mecanismo constitucional de convocar nuevas elecciones", advirtió Sanz, cuyo Gobierno no tiene la mayoría absoluta en el Parlamento de Navarra y necesita del apoyo del PSN para sacar adelante proyectos clave.

Sobre sus buenas relaciones con Zapatero tras la formación del Gobierno de Navarra en minoría, Miguel Sanz reconoció que se "entiende bien" con el jefe del Ejecutivo y explicó que ya existía buena relación al comienzo de la legislatura. "Las relaciones se agriaron durante el proceso de negociaciones y han vuelto a su ser cuando termino éste", explicó.

Además, Sanz afirmó que "es bueno mirar hacia adelante, es bueno que las relaciones institucionales primen sobre cuestiones de carácter partidario".

Sobre la supuesta venta de Navarra en el el proceso de paz, Miguel Sanz afirmó que "Navarra no la puede vender nadie salvo que queramos venderla los navarros, y los navarros hemos dicho que no queremos venderla".

"Otra cosa es que en cualquier proceso de negociación Navarra esté encima de la mesa, planteada por ETA, y eso es un hecho incuestionable, reconocido por quienes han participado en la propia mesa. Otra cosa es que se acepten los planteamientos de la banda terrorista y yo espero que no se acepten nunca", añadió.

También fue preguntado por el acuerdo entre Navarra y el Estado para la construcción del corredor navarro de alta velocidad, sobre el que manifestó que las obras podrían comenzar en 2009, mientras que 2008 se dedicaría exclusivamente a cumplir con trámites necesarios para iniciar la construcción.

En relación con su postura en cuanto a las peticiones de dimisión de la ministra de Fomento, Miguel Sanz afirmó que le "preocupan más las relaciones institucionales" con el Ministerio. "Ni Magdalena Álvarez ni ningún ministro va a ser quien conduzca la excavadora", apuntó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies