El Ministerio de Exteriores volverá a la plaza del Marqués de Salamanca en el primer trimestre de 2020

Alfonso Dastis en el Ministerio de Exteriores
EUROPA PRESS
Publicado 21/12/2017 14:48:19CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación volverá a su antigua sede, en la plaza del Marqués de Salamanca, en el primer trimestre de 2020, 16 años después de abandonarla, según fuentes diplomáticas consultadas por Europa Press.

El propio ministro, Alfonso Dastis, ha avanzado este jueves durante la copa de Navidad ofrecida a los trabajadores de la casa que la mudanza comenzará a finales de 2019, según ha informado la Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) en su cuenta de Twitter. Las fuentes consultadas han precisado que la intención es que la mudanza esté completada a finales de marzo.

El retorno a la antigua sede, abandonada en 2004 por problemas de contaminación de naftaleno, es una vieja reivindicación de la carrera diplomática. Después de varios retrasos, en 2016 Hacienda autorizó por fin el inicio de las obras, con un presupuesto de 69 millones de euros.

Según cálculos facilitados en su día por el propio Ministerio, el traslado permitirá ahorrar alrededor de 9 millones de euros anuales en arrendamientos, principalmente por el coste de los alquileres de Torres Agora --donde actualmente se concentra el grueso de las oficinas de Exteriores-- y de las oficinas que albergan la Dirección General de Asuntos Consulares. Exteriores mantendrá, eso sí, las sedes del Palacio de Santa Cruz y el Palacio de Viana, en el centro de Madrid.

Además, el Ministerio ha destinado miles de euros a facilitar servicios de transporte para trasladar a su personal hasta la sede de Torres Ágora, formada por dos modernos edificios de oficinas ubicadas lejos del centro de Madrid. La sede histórica, en cambio, se encuentra en el céntrico y señorial barrio de Salamanca.

Tras las obras, que se realizan con la obligación de mantener las fachadas, el nuevo Ministerio tendrá cabida para más de 1.200 trabajadores. Sus 50.455 metros cuadrados dispondrán, entre otras utilidades, de salón de actos, sala de eventos, cuatro salas de reuniones, centro de proceso de datos y sala de comunicaciones o sala de crisis, con una zona de atención al público para asuntos consulares y migratorios, así como una escuela infantil con capacidad para cincuenta niños.

En su mensaje de Navidad a los diplomáticos y trabajadores del Ministerio, Dastis ha tenido un recuerdo especial para los fallecidos este 2017, ha hecho balance del año y ha agradecido a todos su labor, con especial énfasis en el trabajo realizado por los servicios consulares, una tarea ingente y muchas veces no reconocida, señalan las fuentes consultadas.