El ministro principal de Escocia defiende que e podrá negociar la pertenencia a la UE "desde dentro" tras independizarse

Publicado 28/11/2013 21:33:47CET

La oposición cita unas palabras de Rajoy para alertar de que Escocia tendría que empezar desde cero su adhesión

LONDRES, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro principal de Escocia, Alex Salmond, ha defendido este jueves que, si finalmente el territorio se separa de Reino Unido el próximo año, podrá negociar "desde dentro" su pertenencia en la Unión Europea como país independiente, en respuesta a quienes dicen que debería empezar un proceso de adhesión desde cero.

En el Parlamento escocés se han colado este jueves las declaraciones del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que advirtió el miércoles de que tanto Cataluña como Escocia se quedarían fuera de la UE si se independizan. Los escoceses deben votar su futuro el próximo 18 de septiembre.

El líder del Partido Laborista, Johann Lamont, ha recordado que Rajoy "dejó claro" que, al salirse de Reino Unido, "Escocia también abandonaría la UE y tendría que volver a solicitar (la entrada) como nuevo miembro". "¿Qué parte de las declaraciones del primer ministro (español) no entiende?", le ha preguntado Lamont a Salmond, según informa la BBC.

En la misma línea, la dirigente conservadora, Ruth Davidson, ha subrayado que la postura manifestada por Rajoy demuestra que los miembros del gobernante Partido Nacional Escocés son "aficionados" cuando se trata de "diplomacia internacional". En este sentido, ha advertido de que Escocia necesita el beneplácito de "todos y cada uno de los 28 países" que componen actualmente la UE, dando por hecho el 'no' de Madrid.

EL VOTO ESPAÑOL

Por su parte, el portavoz liberaldemócrata, Willie Rennie, ha preguntado a Salmond si va a "vender" a los pescadores escoceses a cambio del "voto español" y ha calificado al ministro principal escocés como "el peor negociador de todo el hemisferio norte".

Salmond ha respondido a todas estas críticas argumentando que la permanencia de Escocia en la UE es "legalmente posible", ya que puede negociar "desde dentro", y en un plazo de 18 meses, las condiciones en las que se convertiría en el Estado miembro número 29 de la UE.

"Escocia es una nación europea. Una Escocia rica en recursos sería bienvenida. Cualquiera en su sano juicio lo sabe", ha añadido.

El Gobierno escocés presentó el martes su proyecto independentista y, en él, contempla un escenario en el que el territorio permanecería dentro de la UE, con la libra británica como moneda y la reina Isabel II como jefa de Estado.

A falta de menos de un año para la consulta, buena parte de los cinco millones de escoceses se muestran aún indecisos. El último sondeo, publicado esta semana por el 'Sunday Times', apunta a que la brecha se ha reducido, con un 47 por ciento en contra de salir de Reino Unido, un 38 por ciento a favor y un 15 por ciento indeciso.

Los tres principales partidos políticos en Reino Unido se han pronunciado en contra de la independencia, advirtiendo de que Escocia estará en una situación económica peor y no será capaz de defenderse o de proyectar poder en la escena internacional como lo es dentro de Reino Unido.

Los unionistas se han visto reforzados en sus argumentos en las últimas semanas por dos informes de instituciones financieras. Uno de ellos advirtió de que Escocia tendría que subir los impuestos y reducir el gasto, ya que los ingresos por el petróleo en el mar del Norte se reducirían y su población envejece, mientras que el segundo advirtió de que la independencia complicaría las pensiones transfronterizas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies