Montilla asegura que "no se trata de gritar alto y fuerte, sino de resolver los problemas del país"

Actualizado 30/11/2007 15:02:50 CET

Recuerda que Tarradellas era "solidario con las decisiones tomadas aunque no las compartiera"

VIMBODÍ (TARRAGONA), 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, José Montilla, aseguró hoy que en política "no se trata de gritar alto y fuerte, sino de resolver los problemas del país", porque "no es más eficaz quien más grita".

Según él, lo que da contenido a la política es la acción de gobernar, no las "constantes proclamas retóricas", ya que "gobernar no es gesticular".

Al inaugurar en el monasterio de Poblet el I Simposio de Historia sobre Josep Tarradellas, elogió la figura del ex presidente de la Generalitat, a quien definió como hombre con "sentido común", que "huía de la banalidad" y "de los riesgos innecesarios", y era "solidario con las decisiones tomadas aunque no las compartiera".

Añadió que gobernar es "trabajar para resolver los problemas" y que "es el ejercicio de gobierno lo que hace avanzar un país en un sentido u otro". "El hombre político no puede ser pesimista y ha de aportar fe y voluntad de luchar para vencer las dificultades que encuentra", manifestó.

Montilla también remarcó que, siguiendo a Tarradellas, se deben asumir las responsabilidades para gobernar Catalunya, "para construir una nueva administración pública más eficaz y más eficiente, facilitar a los ciudadanos los mejores servicios públicos posibles y estimular las iniciativas empresariales y sociales", consiguiendo que la voz de Catalunya se oiga "en todas las decisiones que afecten al país tanto si se toman aquí como fuera".

Respecto al momento actual, afirmó que "exige realismo y rigor, pragmatismo y eficacia, diagnóstico acertado, encarar los problemas y orientar el futuro". Destacó que el ejemplo de Tarradellas debe servir "de orientación hacia el futuro".

Sobre la figura del ex presidente, consideró que "es oportuno, conveniente y un deber del país" profundizar sobre su conocimiento, porque hizo aportaciones "relevantes".

APOYO PARA EL ARCHIVO TARRADELLAS.

Durante el acto, Josep Maria Bricall --que fue consejero de Gobernación y secretario general de la Presidencia provisional tras el regreso de Tarradellas a Catalunya-- lamentó la falta de ayudas de las instituciones para mantener el Archivo Montserrat Tarradellas.

Según él, sólo se cuenta con el apoyo de la Diputación de Barcelona, 'La Caixa' y la Generalitat, que aportó por primera vez recursos hace dos años.

El archivo fue donado en 1981. Se trata de una base de datos sobre los últimos 70 años de la historia contemporánea de Catalunya. Hay cerca de dos millones de páginas de documentos y lo han visitado unas 500 personas.

Bricall destacó que Montilla es el primer presidente de la Generalitat que realiza una visita oficial al archivo. Maragall lo había hecho con carácter privado, explicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies