Montilla dice que el PSC no apoyará iniciativas en el Congreso que favorezcan al PP aunque sean "bienintencionadas"

Actualizado 31/08/2007 23:57:16 CET

BARCELONA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer secretario del PSC y presidente de la Generalitat, José Montilla, aseguró hoy que los diputados socialistas catalanes en el Congreso no apoyarán iniciativas que puedan favorecer al PP, aunque sean "bienintencionadas".

En el marco de la discusión de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), pidió a sus diputados que eviten las "estrategias contraproducentes y estériles" que algunas formaciones proponen, unas "por interés" y otras "por error", y abogó por no favorecer "los intereses de los paladines del enfrentamiento territorial".

Para Montilla, el PSC debe "levantar la bandera del rigor y del valor de la capacidad de generar acuerdos" ante los que quieren "jugar la carta del enfrentamiento o los entusiastas del bloqueo". Tampoco se fomentarán, dijo, las estrategias de otros partidos que puedan generar "réditos mediáticos de imagen y popularidad".

Montilla indicó que el PSC es la "principal fuerza catalanista" en el Congreso y tiene que utilizar su "inteligencia" para que la disposición adicional tercera se traduzca en los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE), ya que "nadie está más legitimado" para ello que el PSC, que expresa la "más amplia representación del catalanismo en las Cortes Generales".

"Estas próximas semanas tendréis la responsabilidad de defender con firmeza las justas expectativas de los ciudadanos de Catalunya", les dijo Montilla a los diputados del PSC, que lideran en el Congreso, "una concepción política catalanista y social", subrayó en un discurso ante los diputados y senadores del PSC en las Cortes.

GOBIERNO DE ZAPATERO

El primer secretario del PSC dejó claro que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no ha hecho más que mejorar la situación de Catalunya tras ocho años de liderazgo del PP. Según Montilla, el Gobierno "ha dado respuesta a las necesidades específicas de Catalunya" gracias al diálogo con la Generalitat.

Esta colaboración ha permitido crear la "herramienta de autogobierno más potente que ha tenido la Catalunya contemporánea", y se han sentado las bases para avanzar en las inversiones en infraestructuras, el traspaso de competencias y la definición de un nuevo modelo de financiación.

Montilla se preguntó qué futuro espera al despliegue del Estatut si Mariano Rajoy es elegido presidente del Gobierno en las próximas elecciones generales, y se mostró convencido de que la mayoría de catalanes "tienen bastante claras las ventajas que se derivan de la participación activa" del PSC en el Gobierno.

"Seguiremos creyendo firmemente en las ventajas de la cooperación con base en la lealtad mutua", apuntó Montilla, que apostó por seguir trabajando "codo a codo" con el resto de socialistas.

Como ya aseguró el martes, Montilla reiteró que "nunca como en los últimos años" se ha invertido tanto en Catalunya por parte del Gobierno y, al mismo tiempo, criticó la "estrategia de desgaste" de algunos partidos, que "han alimentado un ambiente de recelo y pesimismo" en base a un "malestar real".

Este pesimismo "que proyectan sobre el país", según Montilla, es la "traducción política del desconcierto y la indefinición que afectan a CiU", que no entiende su futuro sin estar en el Govern, "cueste lo que cueste".

Montilla consideró que "los ciudadanos tienen derecho a una explicación razonada" de las causas que han provocado los problemas de las infraestructuras catalanas. Según él, éstas son el rápido crecimiento de la población pero, sobre todo, un "déficit inversor acumulado durante años de gobiernos del PP y de CiU".

Aun así, indicó que el PSC tiene que asumir responsabilidades y ponerse "al frente" del esfuerzo para resolver estas incidencias. "Pero el déficit no ha sobrevenido de hoy para mañana", insistió.

De hecho, esta falta de inversión justifica, según Montilla, que el Estatut incluyera una mejora de la financiación de Catalunya a través de la disposición adicional tercera. Y es el debate de los PGE una "oportunidad inaplazable" para recoger esta cláusula, subrayó Montilla, que añadió que los diputados y senadores del PSC son la "mayor garantía" para que esto ocurra.

Porque, para Montilla, una España que progresa es una "garantía para que Catalunya avance" y, al mismo tiempo, para que España avance necesita "comprometerse con una Catalunya fuerte". "Lo que más convierte a Catalunya es un Gobierno socialista en España", concluyó.