Montilla reprocha a Mas que no apoyara su discurso en Madrid

Actualizado 14/11/2007 17:08:59 CET

Promete no pedir nunca el cese de un ministro y cree que "se dilucidarán responsabilidades" en las generales

BARCELONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, José Montilla, reprochó hoy al líder de la oposición, Artur Mas (CiU), que "no se pusiera al lado del presidente de la Generalitat" cuando fue a Madrid a advertir del creciente "desapego" de la sociedad catalana respecto del Estado.

"No deja de ser paradójico que el líder de la oposición se pasara semanas o meses pidiendo al presidente catalán que alzara la voz para expresar el alma del país, y que, el día que el presidente se dirige a las principales fuerzas e instituciones del Estado, lo único que haga sea reclamarle una reunión con la ministra de Fomento".

"Usted sabrá sus razones para negarse a sí mismo la oportunidad de demostrar a la sociedad catalana que comparte lo que el presidente ha dicho en nombre de Catalunya", le espetó. "Me cuesta entender que, después de reclamar una voz fuerte, compartida y no partidaria en Madrid, el día en que el presidente hace de altavoz de un sentimiento ampliamente compartido, no se haya puesto a su lado".

Montilla se comprometió a no pedir "ni ahora ni en el futuro" la dimisión de "ningún miembro del Gobierno de España, con independencia de su color político", y negó que rechace pedir el cese de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, por ser del PSOE, como le acusa CiU. Montilla dijo primar "las soluciones" sobre "una supuesta victoria política" en esta cuestión.

"Y no estoy dispuesto a jugar con las soluciones por satisfacción política, cálculo electoral u oportunismo mediático, por lo que no hay que perder la fuerza por la boca; hay que ser fuertes donde toca y cuando toca y esperar el monento", porque "la paciencia en política no es cobardía, es inteligencia", y "el país no necesita proclamas, necesita neuronas", aseveró.

El presidente catalán insistió en rechazar la petición de dimisión de Álvarez, alegando también que sería "un error, un acto estéril y sin precedentes", ya que en 23 años ningún gobierno de CiU pidió nunca el cese de un ministro, dijo. Señaló, en cambio, que "dentro de unos meses hay elecciones generales, y las responsabilidades ya las dilucidará el pueblo si es que ha de hacerlo".

En un discurso con más toques de humor de lo habitual, y que se cerró con el aplauso de la bancada del tripartito, consideró "insultante, injusto y falso" que se le niegue "el cumplimiento del deber y el ejercicio de la responsabilidad democrática" como "uno de los principios" de su conducta política. "Quizás no me conocen suficientemente aún; ya lo irán haciendo. No les faltará tiempo, se los puedo asegurar", apostilló entre risas de los diputados.

"USTEDES TIENEN UN PROBLEMA".

Tomando las polémicas palabras del ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall cuando, también en sede parlamentaria, acusó a CiU de tener "un problema llamado 3%", Montilla se dirigió hoy también a la bancada convergente para señalar: "Ustedes tienen un problema, que se llama José Montilla y se llama Govern d'Entesa", dijo, no sin dejar un silencio antes de nombrar el problema, hecho que remarcó la literalidad de la frase de Maragall y provocó la hilaridad en los escaños del tripartito. Denunciaba así "cierto menosprecio" de CiU hacia la presidencia de Montilla.

El presidente admitió que los incidentes en las obras del AVE "no empiezan el 20 de octubre", cuando se produce "el más importante porque comporta el corte del servicio", y, ante las acusaciones de la oposición, señaló que el Govern "no es adivino" y "no sabía qué pasaría" en ese punto concreto donde se produjo la incidencia que obligó a interrumpir el servicio de Cercanías, aunque sí se era "consciente de que aquél era el punto más conflictivo".

"Por eso se estuvo encima" y "por eso no se ha producido ningún accidente con resultado de heridos o víctimas, que sí hubiera sido un desastre", afirmó.

Montilla tuvo también réplicas sarcásticas para el presidente del PP de Catalunya, Daniel Sirera, quien le preguntaba si "duerme bien" --tal como dice hacer la ministra Álvarez--. Le contestó que siempre ha "dormido poco", aunque "es algo que viene de lejos". "Pero usted no me quita el sueño, señor Sirera; se lo puedo asegurar", apostilló entre risas del auditorio.

El presidente catalán le reclamó que "asuma las responsabilidades por los resultados nefastos que la tacañería y las campañas anticatalanas del PP han provocado" en Catalunya.

Acogiéndose a recientes declaraciones de Sirera a la prensa en que dijo que "sería un desastre" para Catalunya quedarse sin Estatut, Montilla le exigió que "demuestre su coraje, su inteligencia política y su capacidad de decidir alguna cosa por sí mismo, y reclame la retirada del recurso del PP contra el Estatut" en el Tribunal Constitucional (TC).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies