Montoro pide que la reunión Rajoy-Urkullu no genere "suspicacias" porque no trataron incumplimientos de la Constitución

 

Montoro pide que la reunión Rajoy-Urkullu no genere "suspicacias" porque no trataron incumplimientos de la Constitución

Cristóbal Montoro
EUROPA PRESS
Actualizado 23/04/2013 19:03:29 CET

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha enmarcado dentro de la normalidad institucional la reunión que mantuvieron el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el jefe del Ejecutivo vasco, Íñigo Urkullu, y ha pedido que no genere "suspicacias" porque durante el encuentro no abordaron asuntos que supongan un incumplimiento de la Constitución, como pudiera ser un referéndum soberanista que además incluyera a Navarra.

Montoro ha respondido así este martes en el Pleno del Senado a la senadora de UPN Amelia Salanueva, que ha trasladado al ministro su preocupación por la "opacidad" con la que se celebró la reunión y el anuncio de Urkullu de convocar un referéndum soberanista.

El ministro ha insistido en que esas conversaciones son "normales" y forman parte de la acción de gobierno, cuyos objetivos son "dialogar, debatir, intercambiar pareceres y alcanzar acuerdos", y "no debe generar ningún tipo de suspicacias".

Pero además, ha hecho hincapié en transmitir "máxima tranquilidad" porque ha reconocido que no imagina que ningún miembro del Gobierno se pudiera reunir con otro mandatario "para tratar un incumplimiento de la legalidad como es atentar contra la Constitución Española".

Montoro ha respondido así a los temores de la senadora sobre los planes de Urkullu para poner en marcha un "plan Ibarretxe bis" que además incluya a Navarra. "Navarra es Navarra y el pueblo de Navarra es el pueblo navarro", ha defendido la senadora de UPN antes de exigir que ningún plan independentista se arrogue un poder de representación "del que carece".

"Conocemos la obsesión permanente sobre Navarra", ha justificado la senadora antes de que el ministro haya recordado que el 'plan Ibarretxe' "acabó donde acabó". Montoro ha animado así a todos los representantes públicos a llevar sus reivindicaciones a las Cortes Generales.

El ministro ha aprovechado además para explicar que a España le conviene la "estabilidad" política del País Vasco y por ello Rajoy y Urkullu abordaron cuestiones de materia económica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies