Moratinos se compromete a realizar todos los esfuerzos para que se amplíe el uso del catalán, vasco y gallego en la UE

Actualizado 24/10/2007 12:44:21 CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se comprometió hoy en el Senado a realizar todos los esfuerzos para que el catalán, vasco y gallego, "tengan mayor recorrido" en las instituciones europeas, al tiempo que recalcó que éstas pueden ser empleadas en las comunicaciones escritas de los ciudadanos a la institución desde julio de 2006.

El titular de Exteriores respondió así a una pregunta planteada por el senador de CiU Carles Gasòliba en el pleno de la Cámara Alta sobre la utilización de las lenguas cooficiales de España en las instituciones de la Unión Europea, aprovechando la nueva situación de aprobación de un nuevo texto.

"Le garantizo que vamos a seguir haciendo todos los esfuerzos necesarios para que ese reconocimiento de las lenguas oficiales españolas puedan tener mayor recorrido dentro de la UE", afirmó Moratinos que recordó que el nuevo tratado será traducido en todas las lenguas. "Trataremos de mejorar la situación en los organismos que todavía no gozan del mismo reconocimiento", señaló.

El titular de Asuntos Exteriores señaló que el Gobierno "ha querido mejorar desde el inicio de la legislatura" el lugar de las lenguas cooficiales en las instituciones europeas y recordó que la aplicación de varios acuerdos al respecto han logrado el uso del catalán, el gallego y el vasco "dentro de la más absoluta normalidad" en algunos ámbitos.

"Tras muchas dificultades el 13 de julio de 2005 el Consejo adoptó unas conclusiones cuya aplicación práctica está resultando yo creo positiva. A raíz de las mismas se empezaron a negociar los diferentes acuerdos respectivos con diferentes organismos de la Unión", citó así una serie de firmas con el Consejo, el Defensor del Pueblo europeo y el Comité de Regiones, entre otros.

El senador catalán, por su parte, reconoció "los avances" obtenidos por el Gobierno en esta materia, aunque le instó a renglón seguido a "perseverar en esta línea" hasta lograr un "mayor grado" de utilización del gallego, el catalán y el vasco en la UE para evitar así "agravios comparativos" respecto otros países.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies