Moratinos destaca que el Gobierno ha triplicado en cuatro años la ayuda al desarrollo

Actualizado 04/10/2007 21:24:44 CET

CÓRDOBA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, señaló hoy que en cifras absolutas en los últimos cuatro años de mandato del actual Gobierno, se ha triplicado la ayuda al desarrollo, que pasó de unos 1.900 millones de euros en 2004 a cerca de 5.500 millones en 2008.

Moratinos, que participó hoy en Córdoba en el Seminario Internacional sobre Derecho a la Alimentación y Soberanía Alimentaria, destacó que ese importe, que presenta un máximo histórico en términos absolutos, "constituye un nuevo impulso para cumplir el objetivo de alcanzar el 0,7 por ciento del PIB en 2012, tres años antes del plazo fijado por la comunidad internacional".

Asimismo, señaló que desde el 0,25 por ciento de la renta nacional bruta alcanzado en 2004, se ha pasado en 2007 al 0,42 por ciento, mientras que en 2008 se alcanzará el 0,5 comprometido por este Gobierno.

De este modo, subrayó que la administración central, a lo largo de este mandato, "ha elevado a rango de política de Estado la cooperación al desarrollo internacional y la ha transformado en uno de los ejes vertebradores de toda la acción exterior del Gobierno".

En el mismo sentido, apuntó que el Gobierno ha promovido un elevado nivel de consenso político y social con todos los actores implicados en la cooperación española, que alcanza desde las administraciones públicas, las ONG, los agentes sociales, los grupos políticos y la sociedad civil en su conjunto.

Y es que, como dijo, "el hambre y la pobreza es la expresión más dramática de las desigualdades de este mundo global, que no en pocos casos se muestra opulento e irresponsable". En la actualidad, señaló que "son más de 15 millones de seres humanos los que mueren por hambre, mientras que 225 sufren hambrunas y más de 2.000 millones presentan síntomas de malnutrición".

Ante esto, apuntó que desde el Gobierno han sido conscientes desde el primer momento de que el "incremento de la ayuda sirve de poco si paralelamente no se acompaña de esfuerzos destinados a lograr una mayor calidad y eficacia en la propia ayuda".

De este modo, dijo que difícilmente se cumplirán las metas del milenio fijadas en la Cumbre Mundial de la Alimentación, fijadas hasta 2015 para que los pueblos pueden autosatisfacerse, "si no se refuerza el compromiso político de los estados y se acelera la reducción del hambre y la pobreza".

Posteriormente, y en otro orden de cosas, el ministro se dirigió a una reunión con las alcaldesas socialistas de la provincia de Córdoba para tratar el papel de las mujeres en la vida pública, además de ofrecerles, como diputado por Córdoba, su apoyo y solidaridad y preparar la campaña ante las futuras elecciones generales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies