Morenés llega a Bamako para visitar por primera vez a las tropas españolas en Malí y Senegal

Actualizado 07/05/2013 15:47:30 CET

España duplicará su participación en la misión de entrenamiento de la UE el próximo mes de junio

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha llegado este martes a Bamako, donde comenzará su primera visita a las tropas españolas desplegadas en Malí y Senegal, con las que España contribuye a los esfuerzos internacionales para ayudar a las autoridades malienses a hacerse con el control del norte del país y a enfrentarse a los radicales islamistas que suponen una amenaza para toda la región.

Acompañado por el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez, Morenés ha aterrizado alrededor de las 13.30 horas en Bamako, donde ha tenido oportunidad de saludar a los seis oficiales españoles que forman parte del Cuartel General de la misión de entrenamiento de la Unión Europea en Malí (EUTM Malí).

Desde aquí, se desplazará al campamento de Koulikoro, donde ha comenzado ya la formación al Ejército maliense, en la que España participa con instructores y con efectivos para la fuerza de protección que garantiza la seguridad de su labor. En total, España participa en EUTM Malí con 56 militares del Ejército de Tierra.

Está previsto que la participación española en esta misión se duplique el próximo mes de junio hasta el centenar de militares. De esta manera, según ha apuntado el ministro, el Gobierno responde a las constantes peticiones de Francia, que desde el inicio pidió más militares a España, pero también a su convencimiento de que debe hacer un esfuerzo para dotar de estabilidad a una región de una gran importancia geoestratégica para nuestro país.

En esta primera rotación, España participa en la misión de entrenamiento con efectivos de la unidad de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra, que adiestran en esta especialidad a los soldados africanos.

Además, hay desplegada una sección de legionarios que están encargados de proporcionar seguridad al campamento y a las labores de entrenamiento. La composición de la fuerza de protección fue una de las cuestiones más complicadas de cerrar antes del lanzamiento de la misión. De hecho, en un principio se aseguró que España sólo mandaría formadores.

MORENÉS PEDIRÁ UNA NUEVA AUTORIZACIÓN AL CONGRESO

Finalmente, Defensa ha enviado una treintena de efectivos para esta labor, un número que duplicará a partir de junio, cuando incluso tomará el mando de la protección del campamento de Koulikoró. En ese mes, también incrementará el número de formadores, aunque los detalles se cerrarán en una próxima conferencia de generación de fuerzas entre los aliados.

Este aumento del contingente deberá pasar por el Consejo de Ministros y por el Congreso de los Diputados, ya que el acuerdo que aprobó el Gobierno y al que dio su visto bueno la Cámara Baja estipulaba un despliegue de medio centenar de militares.

La Unión Europea venía preparando esta operación desde hace meses, pero el empeoramiento de la situación en el norte de Malí obligó a acelerar su puesta en marcha. Con EUTM Malí, los Veintisiete pretenden ayudar al Gobierno maliense a recuperar el control de su territorio situado al norte del país.

En marzo de 2012, un grupo de militares descontentos por la falta de medios para enfrentarse a los rebeldes del norte de Malí derrocaron al Gobierno del presidente Amadou Toumani Touré. El caos fue aprovechado por el grupo independentista tuareg Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) que declaró la independencia de esta región.

Desde entonces, han luchado por la autonomía del Azawad otros grupos rebeldes tuareg, algunos de corte islamista radical y con conexiones con Al Qaeda en el Magreb Islámico. Su avance en las primeras semanas de este año hacia el sur hizo temer que pudieran llegar incluso a Bamako, la capital, lo que llevó a Francia a lanzar una operación de combate en el norte del país.

APOYO A LA 'OPERACIÓN SERVAL' DE FRANCIA

España contribuye a la 'Operación Serval' con un avión de transporte militar y reabastecimiento en vuelo y 54 militares del Ejército del Aire, que están desplegados en la capital de Senegal, Dakar. En un principio, se autorizó su despliegue para tres meses, un plazo que se ha prorrogado hasta que se considere necesaria su presencia en la zona.

Morenés también tiene previsto visitar a los miembros del 'Destacamento Marfil', que en sus tres primeros meses de misión completó 100 salidas, en las que transportó más de 800 pasajeros y 230 toneladas de material y suministró 10.000 litros de combustible.

Este destacamento está en Dakar desde el 26 de enero, días antes de que llegaran a Malí los primeros militares españoles de la misión de entrenamiento de la UE, que aterrizaron en Bamako el 8 de febrero como parte de una avanzadilla para preparar el posterior despliegue.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies