Moscoso llama a la izquierda a aprender de la victoria de Obama a diferenciarse de la derecha y tener partidos flexibles

Actualizado 12/11/2012 20:23:05 CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario del PSOE para la UE, Juan Moscoso, cree que hay lecciones que la izquierda europea y española debe aprender de la reelección de Barack Obama: que los demócratas han sabido dejar claras sus diferencias con los republicanos en política económica y social, que sus partidos estadounidenses son más flexibles y cercanos a la realidad y se renuevan con más rapidez y que el líder del partido sólo responde de su gestión, no de la de su antecesor.

Moscoso expone estas ideas en un artículo en la web 'Sesión de control', recogido por Europa Press, en el que no menciona expresamente al PSOE (ni a ningún otro partido). En él, sostiene que llega a decir "Viva la polarización", porque cree que Obama ha vuelto a ganar demostrando que "no tiene nada que ver con los republicanos" y ha habido una confrontación legítima y "sana", aunque haya sido "despiadada".

Según su análisis, en la campaña estadounidense se presentaban dos alternativas con una "credibilidad muy alta", al contrario de lo que ocurre en Europa o en España, "donde el ganador hace lo contrario de lo que dice o el perdedor se ve obligado hasta su último suspiro a poner en marcha medidas contradictorias sin ser capaz de explicar el por qué".

En Europa, dice, la burbuja y los excesos financieros "embriagaron" la política de tal modo que "resultó difícil buscar responsabilidades, averiguar qué o quien falló" y "distinguir objetivamente entre los modelos económicos y sociales de los hasta entonces históricos contendientes".

NO SE HABRÍA TARDADO TANTO EN AFRONTAR LOS DESAHUCIOS

En segundo lugar, Moscoso cree que hay que aprender del funcionamiento de los partidos en Estados Unidos, porque su "gran flexibilidad" da respuestas más rápidas a los ciudadanos. "En EEUU nunca se habría tardado lo que ha costado en España acometer el problema de los desahucios", asegura.

Por otro lado, destaca que gracias a esa flexibilidad los partidos se renuevan "muy rápidamente porque sus estructuras están subordinadas a los liderazgos y no a la inversa". Y también destaca que cada líder sólo responde de su gestión, y nadie "achaca a Obama los errores de Bill Clinton, por ejemplo, cuando cayó en la trampa 'neocon' tragándose aquello de que los mercados se autorregulaban". "Obama responde por Obama, y funciona", asegura.

En su opinión, otra ventaja de esa gran flexibilidad de los partidos en Estados Unidos, sobre todo la del Partido Demócrata es que ha podido acercarse de manera más personalizada a multitud de colectivos y darles soluciones a cada uno de ellos. En su opinión, eso no es sólo un "ejemplo a imitar" sino el "principal reto" al que se enfrentan los partidos políticos.