Municipios por la III República dice que el juicio contra 'El Jueves' refleja una "grave anomalía de la democracia"

Actualizado 31/08/2007 14:59:11 CET

Romero afirma que este juicio hace "saltar por los aires el artículo constitucional sobre la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley"

SEVILLA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de la Plataforma de Municipios por la III República y diputado autonómico de IULV-CA, Antonio Romero, aseguró hoy que el procesamiento de dos periodistas de la revista 'El jueves' por un delito de injurias a la Corona "pone de manifiesto una gravísima anomalía en la democracia española".

En un comunicado, Romero aludió al artículo 14 de la Constitución Española sobre la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, un principio que, en su opinión, "salta por los aires con esta decisión judicial, puesto que no puede haber igualdad cuando hay una familia como la Casa Real que no tiene que dar cuentas ante la Justicia por ninguno de sus actos".

En este sentido, Romero hizo referencia a la opinión mantenida por diversos catedráticos de Derecho Constitucional, según la cual "el Rey podría matar, robar o cometer cualquier otro delito y no tendría que comparecer por ello ante la Justicia", ante lo que recordó que "el presidente del Gobierno podría ser imputado judicialmente por su conducta en un determinado momento, y es elegido por los ciudadanos, sin embargo, a los miembros de la Casa Real no puede imputarse ningún tipo de delito, pese a que no son elegidos por nadie".

De esta forma, subrayó que "lo verdaderamente obsceno y pornográfico es que la Casa Real tenga asignados cerca de nueve millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado, de los que da cuenta sólo ante Dios y la Historia, cuando se trata de dinero público que debería ser controlado".

Para Romero, la decisión judicial de imputar un delito de injurias contra la Corona, "en realidad, no sienta en el banquillo sólo a estos dos periodistas, sino a la democracia española, que mantiene vigentes en pleno siglo XXI privilegios feudales propios de la Edad Media".

Por último, Romero aseguró que "de tener un modelo de Estado republicano, su presidente daría cuenta de sus actos ante la ley como cualquier otro ciudadano", es decir, "estaría bajo el imperio de la ley y no por encima de ella". "De mantenerse la dinámica abierta con esta publicación en España habría que ir montando de nuevo una especie de junta democrática, esta vez, con un horizonte muy claro que es la III República", concretó.