La A. Nacional celebra hoy la vista de extradición del sirio Al Kassar a EE.UU. donde le reclaman por varios delitos

Actualizado 04/10/2007 10:34:23 CET

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional celebra hoy la vista de extradición del sirio Mozer Al Kassar, que ingresó en prisión el pasado 8 de junio por orden del juez Juan del Olmo y que está reclamado por EE.UU acusado de varios delitos, entre ellos el de tráfico ilegal de armas a Colombia.

La Fiscalía se opuso a la puesta en libertad condicional del sirio después de que su abogado, José Luis Sanz Arribas, presentara un recurso en este sentido y planteara la posibilidad de atenuar la medida de prisión impuesta a su cliente.

El letrado destacó en aquella ocasión que durante el proceso relacionado con el barco Achile Lauro, en el que Al Kassar estuvo acusado de suministrar las armas empleadas para el secuestro de los tripulantes y pasajeros del transatlántico llevado a cabo por el Frente Popular para la Liberación de Palestina, le fue concedida la libertad condicional sin que intentara sustraerse a la Justicia o escapar del país.

Al Kassar fue detenido el 8 de junio en el aeropuerto de Barajas y está reclamado por el Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York por múltiples cargos: conspiración para proporcionar ayuda y medios materiales a una organización terrorista, conspiración para matar a oficiales americanos, conspiración para matar a ciudadanos norteamericanos, conspiración para usar y adquirir misiles antiaéreos y por blanqueo de capitales.

Sanz Arribas solicitó poco después de la detención a Del Olmo que investigara la posible comisión por parte de las autoridades norteamericanas de dos delitos. En su opinión, la extradición de Al Kassar fue reclamada por EE.UU. después del desarrollo de una operación de la agencia norteamericana antidroga (DEA) cuyos agentes se hicieron pasar por miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para contactar con el sirio.

El abogado considera que la puesta en marcha de este escenario virtual desencadenó la comisión por parte de los agentes de una simulación o incitación al delito. Defiende, además, que las autoridades norteamericanas violaron también la legislación vigente en España para autorizar la práctica de escuchas telefónicas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies