Narbona aboga por un urbanismo "más sensato"

Actualizado 05/11/2006 14:28:42 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, defendió hoy en declaraciones a Europa Press el derecho de los ciudadanos a "una transformación urbanística de las ciudades más sensata" y afirmó que el urbanismo salvaje "está matando la gallina de los huevos de oro", al tiempo que hace crecer el país de una forma insostenible.

En este sentido, destacó que el Ministerio está llevando a cabo un proceso de recuperación de espacios públicos, si bien, " en algunos casos, el proceso se puede dilatar en el tiempo porque se han creado intereses que pueden tener cierta legitimidad", declaró la ministra que aclaró que en cualquier caso, el objetivo del Ministerio es recuperar el "máximo de dominio público".

Este proceso de recuperación de espacios comunes pasa por la adquisición, mediante compra o expropiación, de unas 50 fincas, "que permitirá ampliar la zona de dominio marítimo-terrestre".

La intención es, según Narbona, gestionar mucho mejor que en el pasado la Ley de Costas, que se eviten nuevas ocupaciones ilegales y que se recuperen esos espacios, incluso yendo "más allá de lo que es el dominio público de acuerdo con la Ley de Costas".

Teniendo en cuenta que las competencias de urbanismo son de las comunidades autónomas, Narbona dijo que, "la respuesta es, desde el punto de vista administrativo, de las comunidades autónomas". Así explicó que para evitar de alguna forma penalizar actuaciones de ese tipo, se ha creado la Fiscalia especial de Medio Ambiente y Urbanismo, "para intervenir no sólo donde tiene competencias directas el Gobierno de la nación, sino allí donde las competencias son de las comunidades autónomas o de los Ayuntamientos".

Por otro lado, Narbona manifestó a Europa Press su confianza en las plantas desaladoras como garantía frente a la sequía, señaló que "desde el principio de la legislatura se han puesto en funcionamiento 6 nuevas plantas desaladoras, y esta previsto la implantación de otras muchas". De esta forma, al final de la legislatura, la ministra espera haber dado "un salto impresionante" en cuanto al volumen de agua desalada.

Estas plantas permitirán según Narbona reducir la dependencia de las aguas subterráneas y superficiales de la zona levante. Así la nueva planta desaladora de San Pedro de Pinatar II (Murcia), que abastece tanto a esta comunidad como a Alicante, "aportará 24 hectómetros cúbicos que se suman a los más de 150 hectómetros cúbicos que el año 2005 permitieron evitar que en el año más seco de la historia de España, la zona de la Costa del Sol tuviera que establecer cortes en el suministro de agua", explicó la ministra.

Según las previsiones del Instituto Nacional de Meteorología (INM), este año lloverá algo más que el anterior, pero no lo suficiente como para paliar el problema de la sequía. "Nos enfrentamos al tercer año de sequía que tendrá consecuencias diferentes para los distintos territorios de la península", según la ministra, aunque "las comunidades autónomas, el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno seguirán trabajando para evitar restricciones, como se ha conseguido hasta ahora, en el consumo de agua potable en las ciudades y, en la medida de lo posible, se intentará compensar a los agricultores por las pérdidas económicas que la sequía les comporta".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies