Catalá anuncia que se cambiará el Estatuto y se prohibirá dar órdenes verbales a los fiscales instructores

348885.1.644.368.20170406162712
Vídeo de la noticia
Actualizado 06/04/2017 17:45:37 CET

Insiste en que los fiscales nunca han recibido órdenes del Gobierno

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha anunciado este jueves en el Congreso de los Diputados que una de las novedades que incluirá el nuevo Estatuto Fiscal, que irá parejo al proyecto de reforma procesal que presentará "en breve" para su tramitación parlamentaria --y que otorgará la instrucción de las causas penales a los fiscales-- prohibirá que éstos puedan recibir instrucciones verbales por parte de sus superiores. Las órdenes serán dadas por escrito y las de carácter general serán publicadas en un diario oficial, ha explicado.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Justicia de la cámara baja Catalá ha señalado que la reforma procesal debe coincidir con cambios en el Estatuto que rige la actuación del Ministerio Público si bien a defendido que actualmente contamos una Fiscalía "que no admite ningún tipo de injerencia y no se deja intimidar por nada ni por nadie".

"Tenemos una Fiscalía cien por cien autónoma y libre", ha insistido, para añadir que el Gobierno no puede dar ninguna instrucción a los representantes del Ministerio Público y que su Gobierno nunca lo ha hecho.

Así lo ha confirmado, según ha manifestado el titular de Justicia, tanto el propio fiscal general del Estado, José Manuel Maza como los fiscales jefe en La Rioja y en Murcia, "tanto el saliente como el entrante", en clara alusión, aunque sin citarlas, a las polémicas por las investigaciones penales abiertas en ambas comunidades autónomas sobre responsables del Partido Popular como es el caso del ya expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez.

REFORMA PROCESAL

Según ha explicado Catalá durante su comparecencia, la sustitución de la actual Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), que data de la época decimonónica, por un nuevo Código Procesal dejará atrás "el tradicional sistema inquisitivo para implantar de manera definitiva el modelo acusatorio, otorgando todo el protagonismo procesal al juicio oral, que es donde deben practicarse las pruebas".

La reforma irá dirigida igualmente a mejorar las garantías de defensa y se simplificarán procedimientos y recursos. También está previsto crear un procedimiento especial para la investigación y enjuiciamiento conjunto de menores y mayores de edad en determinados supuestos especialmente graves.

En cuanto al Estatuto de la Fiscalía, los cambios irán dirigidos "conciliar el principio de autonomía con el de unidad de actuación como garantía de seguridad jurídica, en el que se remarque su imparcialidad y sometimiento exclusivo a la ley", ha explicado el Ministro en sede parlamentaria.

Por otro lado cree necesario Catalá la prohibición de las órdenes verbales, que se otorgue mayor protagonismo al Consejo Fiscal y a las juntas de fiscalía o que se regule el mérito y capacidad para acceder a los puestos discrecionales.

Tan íntimamente ligadas están estas dos reformas -la procesal y la estatutaria- que ambas deberían abordarse en paralelo, según ha defendido Catalá, y en todo caso, con el acuerdo y la conformidad mayoritaria de las fuerzas políticas y de los colectivos implicados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies