El 'numero tres' del PSOE dice que Sánchez y Zapatero no se abrazaron por "vergüenza"

Antonio Pradas y Meritxell Batet en Ferraz
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 23/01/2015 13:19:09 CET

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, ha asegurado este viernes que el encuentro entre el líder del partido, Pedro Sánchez, y el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, tras la polémica por su reunión con Podemos, fue "cordial" y ha explicado que no se abrazaron en público por "vergüenza".

   Así se ha pronunciado el 'número tres' del PSOE en una rueda de prensa en Ferraz, cuando se le ha preguntado por el saludo de Sánchez y Zapatero en un acto en Madrid, que se percibió como frío y en el que rechazaron estrecharse la mano a petición de los fotógrafos, aunque ambos trataron de quitar hierro al asunto después con sus declaraciones.

   "La relación fue cordial, por lo que me llega a mí", ha recalcado Pradas, que ha afirmado que ambos se saludaron - "y ha imágenes incluso"-- y hablaron durante el acto, aunque desconoce el contenido de la conversación. "No sé por qué se le da vueltas", ha recalcado.

   Pradas, que ha comparecido ante los medios junto a la secretaria de Estudios y Programas, Meritxell Batet, ha querido quitar importancia además al hecho de que no accedieran a la petición de los reporteros, que les pedían que se dieran la mano.

"NOSOTROS NOS ABRAZAMOS MUCHO"

   "Nosotros nos abrazamos mucho, nos tocamos, pero claro, cuando está puesto el foco posiblemente dé incluso un poco de vergüenza abrazarse", ha apuntado, añadiendo entre risas que si en ese momento se le pidiera que le diera un abrazo a Batet, le "costaría trabajo".

   Además, el diputado andaluz ha restado también trascendencia al hecho de que se haya conocido que el secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha y candidato a la Junta de esa comunidad, Emiliano García-Page, estuviera en el encuentro entre Zapatero y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto al exministro de Defensa José Bono.

   Un día después de que la secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, calificara esta reunión de "sinsentido político" y se preguntara "a santo de qué" se vio Zapatero con Iglesias, Pradas no ha querido abundar en las críticas y no las ha hecho extensivas a García-Page, cuando así se le ha preguntado.

SE CREEN LAS EXPLICACIONES DE GARCÍA-PAGE

    "Me creo lo que ellos digan. Si ellos plantean que era una reunión informal, pues seguramente habrá sido una reunión informal a la que no le vamos a dar más transcendencia", ha defendido, insistiendo en que no van a entrar en "elucubraciones" sobre lo que "se puede tratar en una conversación de contenido privado".

   Después de que el alcalde de Toledo confirmara ayer que participó en el encuentro, por invitación de Bono, fuentes de su entorno aseguraron a Europa Press que no hubo ninguna "intencionialidad política" en la reunión ni posición "desleal" al secretario general, Pedro Sánchez.

   Pradas ha subrayado que los dirigentes del partido están "centrados en este momento en otros problemas, que son los problemas de los ciudadanos y en explicarle a los ciudadanos" lo que quieren hacer si ganan las elecciones. La agenda del PSOE "ahora mismo" es ésta, ha dicho, y de esto van a hablar, porque no se quieren "entretener en cuestiones internas".

   Eso sí, dicho esto, ha aprovechado para defender que es el líder de Podemos el que tiene que "explicar un poco por qué se reúne con los que él denomina casta". "Nosotros siempre nos hemos reunido con todo el mundo, pero ellos sí que parece que nos ponen pegas a todos", ha remachado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies