Obra Cultural Balear denuncia la "hipocresía" del Gobierno balear al denigrar el Estatut catalán

Actualizado 01/02/2006 18:51:32 CET

PALMA DE MALLORCA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Obra Cultural Balear (OCB) denunció hoy la "absoluta hipocresía" del Govern al "denigrar" el Estatuto catalán para exigir a continuación las mismas condiciones en materia de financiación y competencias para las islas, y rechazó el mensaje difundido de que el texto aprobado entre el Gobierno y CiU vaya a perjudicar a Baleares.

Así lo destacó el ex presidente de la OCB, Ferran Gomila, quien calificó la actitud del Govern de "totalmente indigna", al considerar que no se pueden criticar las aspiraciones y definición de atribuciones de una Comunidad Autónoma y luego pedir al Gobierno central "exactamente las mismas condiciones" para sí. Criticó que el ejecutivo autonómico lleve "demasiado tiempo" con esta estrategia.

"No puede afirmarse que el Estatut de Cataluya fragmenta la unidad nacional del Estado y pedir a continuación las mismas prerrogativas en la mayoría de aspectos", reiteró Gomila, tras exponer los diecinueve puntos "irrenunciables" que, según la OCB, el Ejecutivo balear no puede obviar durante la negociación del Estatut.

En este sentido, uno de los puntos "más importantes", según la OCB, es el "reconocimiento del carácter nacional" de Baleares y el "aumento de la capacidad de autogobierno" para que los ciudadanos de las isla decidan sobre aspectos que les atañen directamente. Asimismo, la entidad exige que el conocimiento de la lengua catalana sea un "deber", sobre todo, para "todo el personal de la Administración pública".

En cuanto a financiación, Gomila subrayó la necesidad de que Baleares se dote de una comisión bilateral que negocie con el Estado los importes correspondientes a las inversiones del Estado en Baleares, así como la cuota de solidaridad. OCB exige también un mayor reconocimiento de las "limitaciones" que sufre la Comunidad Autónoma debido a la insularidad y la implantación de mecanismos autonómicos y fiscales que mitiguen estos inconvenientes.

Por otra parte, la entidad considera que deben transferirse a las islas las competencias en materia de "puertos, costas y aeropuertos", "funciones que afectan directamente a la economía de Baleares", así como en los ámbitos de "inmigración, policía y política penitenciaria". En el terreno de la Justicia, solicitan un "blindaje" del Tribunal Superior de Justicia de Baleares, puesto que es "la última instancia para resolver pleitos en la Comunidad Autónoma".

Por último, concluyó Gomila, en política europea es "básico" que las islas estén mucho más representadas en las delegaciones españolas que participan en la adopción de acuerdos en la Unión Europea, donde, añadió, debe fomentarse el uso normalizado de la lengua catalana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies