Ocupas de Casas Viejas (Sevilla) ponen a salvo sus enseres más valiosos y montan "resistencia" por el desalojo de hoy

Actualizado 05/10/2007 10:00:46 CET

SEVILLA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El colectivo de 'ocupas' que desarrolla su actividad en el Centro Ocupado y Autogestionado (CSOA) 'Casas Viejas', ubicado en la zona del Pumarejo de Sevilla, ya se prepara para el previsible desalojo forzoso que hoy llevarán a cabo las fuerzas de seguridad, en cumplimiento del auto del Juzgado de Primera Instancia número 24 de Sevilla que ordena el lanzamiento de sus ocupantes, a la espera de sentencia definitiva.

Uno de los portavoces del colectivo 'ocupa', León, indicó a Europa Press que, con la finalidad de "curarse en salud" ante el desalojo, ya se han puesto a salvo los enseres más valiosos del centro, tales como el tocadiscos, el proyector de cine o los libros de la biblioteca.

Asimismo, León indicó que el dispositivo de "resistencia" pacífica que los jóvenes ocupantes tenían intención de montar ya está funcionando, con la puesta en marcha de turnos de guardia y vigilancia en el centro social, "para que no nos coja de imprevisto", y la existencia de personas externas a la asamblea, "con cierto prestigio", con la idea de que puedan actuar de mediadores.

"Estamos preparados", aseguró León, que señaló que con este aparato de resistencia se quiere hacer entender la repulsa a una medida "legal pero injusta" y dar un "toque de atención" al hecho de que a día de hoy existan "alquileres por las nubes e hipotecas a 40 años". "Vamos a intentar aportar lo que podamos a esta lucha", concluyó.

El auto, al que tuvo acceso Europa Press, acuerda "la ejecución provisional" solicitada por la propietaria, Comunidad de Bienes Hermanos Bordas Marrodán, y dicta que "en el plazo de un mes --a contar desde la notificación a los demandados, que tuvo lugar el 5 de septiembre-- desaloje y deje a libre disposición del ejecutante la finca urbana sita en la calle Aniceto Saenz número 23, así como la de la calle Antonia Saenz número 12 y Macarena número 42".

La resolución judicial es firme y contra la misma no cabe recurso, sólo es posible la oposición a la ejecución provisional, por la que el juez, de manera excepcional, podría dar un mes más de plazo para que se lleve a cabo el desalojo voluntario. De esta forma, y en el caso de que no se solicite y otorgue dicha prórroga, si en el mes estipulado no se produce dicho abandono del inmueble el desahucio se llevaría a cabo por parte de la Policía Local.

La sentencia ordenó el desahucio de los siete 'ocupas' que fueron demandados y "a los demás moradores y poseedores sin título o inciertos con apercibimiento de lanzamiento si no la desalojan dentro del término legal". De este modo, el texto estimó probado que la demandante es la propietaria de todos los inmuebles citados y que "los demandados, así como personas no determinadas, están ocupando sin título alguno".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies