La oposición acusa al Gobierno de "engañar" con el presupuesto de Defensa por aprobar el crédito extra de 900 millones

Actualizado 05/07/2015 7:50:40 CET

UPyD advierte de que recurrirá ante el Tribunal Constitucional si consigue las 50 firmas de diputados necesarias

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los partidos de la oposición han cargado este jueves contra el Gobierno en el Congreso por lo que consideran un "engaño" a la opinión pública con el presupuesto del Ministerio de Defensa después de la aprobación de un decreto en el que se destinan más de 900 millones de euros extra para financiar los programas especiales de armamento y el adiestramiento de la fuerza.

Este decreto fue aprobado por el Ejecutivo el pasado 1 de agosto, en la última reunión del Consejo de Ministros antes de las vacaciones de verano, y esta mañana se ha debatido en el Congreso para su convalidación. En él se concede un crédito extraordinario de 883,6 millones de euros al Ministerio de Defensa para el pago de programas de armamento y otro suplementario de 30,5 millones para gastos de adiestramiento y alistamiento de las unidades.

Según ha explicado el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro --encargado de defender el decreto por incluir otras partidas destinadas a los departamentos de Asuntos Exteriores y Agricultura--, el crédito para armamento trata de "cumplir una obligación de la Administración" por corresponder a "compromisos contraídos en ejercicios anteriores".

Montoro ha afirmado que los programas de armamento son, por un lado, "esenciales para la modernización de las Fuerzas Armadas" y, por otro, importantes para el desarrollo del sector industrial español. El incumplimiento de los pagos de los programas conllevaría "pérdida de puestos de trabajo", un empeoramiento de la imagen de España en el exterior así como "riesgo de incumplir en penalidades" y un "posible incremento de los intereses".

AFEAN LA AUSENCIA DE MORENÉS

A pesar de ello, la oposición ha recriminado tanto la ausencia del ministro de Defensa, Pedro Morenés, en este debate, ya que la mayor parte de la cantidad presupuestada en el decreto se ha concedido a su departamento, como la forma en que el Gobierno ha decidido hacer frente a estos gastos.

Por un lado, el diputado socialista Joan Rangel ha recordado que los programas especiales de armamento, cuyo coste total ascendería a unos 30.000 millones de euros, "provienen de finales de los años noventa", es decir, que fueron negociados por el Ejecutivo presidido por José María Aznar.

Además, ha criticado que ahora el ministerio vea necesario aprobar un presupuesto suplementario de 30,5 millones de euros para adiestramiento, lo cual, a su juicio, indica falta de "previsión" en el "gasto operativo" de las Fuerzas Armadas.

Desde CiU, Inmaculada Riera considera que este decreto supone "más déficit, más deuda y un incumplimiento" de la Ley General Presupuestaria, que establece que estas dotaciones extraordinarias requieren bajas en el Fondo de Contingencia. "El Gobierno debería aplicar austeridad y reducir el gasto en otras partidas", ha señalado, tras criticar además que el gasto de defensa evolucione sin presupuesto previo.

CRÍTICAS POR EL CAMBIO EN LOS PRESUPUESTOS

Pero los más críticos con este decreto han sido el resto de grupos parlamentarios, que han afeado al Gobierno que los Presupuestos Generales del Estado incluyan unas cuentas para defensa que posteriormente vayan siendo aumentadas con créditos extraordinarios como éste.

El diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Álvaro Sanz ha acusado a Morenés de "falta de respeto" por no asistir a este debate en el Congreso y de actuar "como un ejecutivo con poder a favor de los 'lobbies' armamentísticos y para satisfacer los intereses de la OTAN".

Además, ha acusado al Ejecutivo de "ocultar" a la ciudadanía este gasto en programas de armamento incluyéndolo en un decreto en el que también se aprueban otras partidas, entre ellas vacunas de inmunización con cargo al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

"Es inaceptable que se vote en el mismo decreto la compra de vacunas y de misiles", ha dicho Sanz, por lo que ha pedido al Gobierno que no hagan a los diputados tener que votar así. Por este motivo, ha anunciado que su grupo optará por el 'no' a este decreto.

"COLAPSO FINANCIERO"

Por su lado, la diputada de UPyD Irene Lozano también ha criticado la ausencia de Morenés y ha subrayado que este decreto demuestra el "colapso financiero del ministerio". Tras asegurar que este decreto es "inconstitucionalidad", ha anunciado que su grupo va a tratar de conseguir las 50 firmas de diputados necesarias para presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional.

Los portavoces de Compromís y BNG, Joan Baldoví y Rosana Pérez, respectivamente, han reprochado al Gobierno que lleve a cabo recortes en educación o sanidad mientras "engorda" el presupuesto de Defensa cada verano con créditos similares al aprobado hoy.

Finalmente, el diputado 'popular' Antonio Gallego ha sido el único en defender el decreto recordando que es "habitual" hacer cambios en los Presupuestos a lo largo de un ejercicio. "Me sorprenderé realmente si me trae una administración pública que no haga modificaciones de crédito", ha señalado tras asegurar, además, que es plenamente legal y constitucional.