La oposición de la Asamblea de Madrid tilda de "fantasma" la comisión que investiga la presunta trama de espionaje

Actualizado 24/02/2009 16:51:27 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Grupos Parlamentarios de la oposición tildaron hoy de "fantasma" la comisión de investigación que se constituyó el 6 de febrero en la Asamblea de Madrid para esclarecer la presunta trama de espionaje en la Comunidad y que aún no ha visto ninguna sesión con comparecencias, y calificaron de "burla e indecencia" la actitud del PP, en cuya mano está la decisión de dar comienzo al órgano parlamentario.

En rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces en la Asamblea de Madrid, el portavoz adjunto de IU, Miguel Reneses, señaló que se han habilitado los días inhábiles necesarios para llevar a cabo los trabajos de la "comisión fantasma, que a día de hoy no se ha materializado", hecho que consideró una "burla al parlamento, a los grupos políticos de la oposición y a los ciudadanos de la Comunidad". "Estamos convencidos de que si alguna vez se pone en marcha será después de que pasen las elecciones gallegas y vascas", apuntó.

Por su parte, el portavoz adjunto del PSOE, Adolfo Navarro, indicó que el cambio de presidente a Rosa Posada después de que el popular Benjamín Martín Vasco "haya sido cesado" por el Grupo Popular, "no era más que un cambio de puro maquillaje". "Es un cambio que no representa nada porque la señora Posada sigue ejerciendo el papel de restringir, retrasar, impedir, que la comisión entre en funcionamiento tres semanas después de su creación", señaló.

Así, consideró que "ya es tener cara dura llevar tres semanas sin que la comisión haya podido comenzar sus trabajos", y aseguró que "el comportamiento político y ético del Grupo Popular en este asunto es un verdadero escarnio, una burla y una indecencia". Así, aseveró que es un comportamiento político "impresentable", dijo que están intentando que la comisión funcione y destacó que se reservan su presencia en los tribunales de Justicia.

En esta línea, indicó que han presentado a la Mesa de la Asamblea 33 escritos de reconsideración de la información que les fue negada para llevar a cabo los trabajos de la comisión de investigación porque a su juicio, la Mesa de la Asamblea "no tiene competencias" para impedir las peticiones de información de los diputados, y porque "vulnera los derechos" de parlamentarios a pedir la documentación que consideren necesaria.

Asimismo, los socialistas presentarán otros 15 recursos de reconsideración porque "en un intento de retrasar, ocultar e impedir el esclarecimiento de los hechos" les han negado quince de los comparecientes que han reclamado.

Mientras, el portavoz del PP, David Pérez, dijo que la comisión sigue en sus plazos y que está funcionando desde hace semanas.

REPROBACIÓN DE LA GESTIÓN DE LÓPEZ VIEJO

Por otra parte, el PSOE criticó que la Mesa de la Asamblea no haya admitido a trámite la Proposición no de Ley (PNL) del PSOE en la que reclamaba la "reprobación de la gestión" de Alberto López Viejo como viceconsejero de la Presidencia y como consejero de Deportes del Ejecutivo regional "a la vista de las implicaciones del señor López Viejo en la trama de la operación Gürtel".

"Hemos protestado porque de nuevo la mayoría del Grupo Popular en la Mesa de la Asamblea ha utilizado esta mayoría de manera restrictiva para los derechos de los grupos parlamentarios y de los diputados", señaló Navarro, a lo que el portavoz del PP dijo que la reprobación de la gestión de una persona que ya ha dejado su cargo es algo que no está contemplado en el Reglamento de la Asamblea.

Pérez dijo que la decisión atiende a "razones formales",pero apuntó que "no hay precedente en democracia" de tal cosa, y apuntó que "en democracia los linchamientos normalmente no están permitidos".