El alcalde de Sevilla cree que la reunión transcurre "perfectamente" y ve "tolerables" las protestas

 

El alcalde de Sevilla cree que la reunión transcurre "perfectamente" y ve "tolerables" las protestas

Actualizado 09/02/2007 16:03:14 CET

SEVILLA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), consideró hoy que la la reunión informal de ministros de Defensa que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) está celebrando en la ciudad transcurre "perfectamente" y, en cuanto a la manifestación que ayer congregó a más de 400 personas contra dicha entidad, opinó que las protestas han estado "dentro de unos límites bastante tolerables".

En declaraciones a los periodistas, Sánchez Monteseirín consideró que la organización del evento en todos sus aspectos; seguridad, tráfico y servicios públicos, "ha respondido de manera extraordinaria", si bien el tráfico del entorno del palacio de exposiciones y congresos, en el barrio de Sevilla Este, ha sufrido las retenciones propias de los severos controles de seguridad establecidos por las fuerzas de seguridad del Estado, cuyo dispositivo está compuesto por aproximadamente 4.600 agentes.

"Los ciudadanos han asumido que una cumbre de este nivel podía afectar al tráfico, y lo ha hecho en momentos muy concretos", dijo Sánchez Monteseirín después de que la autovía de circunvalación de Sevilla, la SE-30, registrase ayer más de tres kilómetros de retenciones en el tramo que transcurre por Sevilla Este y a consecuencia de la circulación de las comitivas ministeriales.

En cuanto a la manifestación celebrada por el Foro Social y los movimientos 'antisistema', que congregó a algo más de 400 personas y concluyó sin incidentes tras paralizar el tráfico de la avenida Montes Sierra, manifestó su respeto a los pronunciamientos de los movimientos críticos y opinó que la protesta se desarrolló "dentro de unos límites bastante tolerables", dada la baja afluencia de manifestantes a la convocatoria.

De hecho, el único momento de tensión ocurrió cuando la marcha alcanzó el cordón policial establecido en el inicio de la avenida alcalde Luis Uruñuela, donde unos 50 jóvenes 'antisistema' se negaron a disolver la manifestación o dar marcha atrás y los agentes de la Policía Nacional prepararon una carga que no llegó a efectuarse.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies