Alonso ve "carente de ningún sentido" una posible comparación de la situación de Kosovo con el País Vasco

Actualizado 09/02/2007 17:05:24 CET

SEVILLA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, consideró hoy que una "asimilación" de la situación de los Balcanes con el País Vasco está "completamente carente de ningún sentido", entre otros motivos, porque España es uno de los países "más viejos" de Europa, que lleva "siglos conviviendo y compartiendo estructuras institucionales", además de disponer de una Constitución que "funciona muy bien".

En rueda de presa, Alonso aludió de este modo a la advertencia de su homólogo ruso, Sergei Ivanov, acerca de que una eventual independencia de Kosovo podría "crear una reacción en cadena" en otras regiones con aspiraciones separatistas y, preguntado por los periodistas sobre si aprecia ese riesgo en el País Vasco, subrayó que se trata de una "asimilación rotundamente rechazable en cualquier caso", puesto que España goza de una estabilidad "alejada" de cualquier tipo de tensión étnica.

El titular de Defensa, que subrayó que España "mantendrá sus compromisos" en la región serbia en el marco de la KFOR, consideró que el Gobierno español ha "acertado" al propugnar una "solución negociada" en esta materia, de modo que volvió a defender la necesidad de consensuar una postura ante la propuesta de soberanía tutelada presentado por el enviado especial de Naciones Unidas, Marti Ahtisaari, tras lo que el Consejo de Seguridad de la ONU deberá emitir una resolución que, a su juicio, aportará "tranquilidad y garantía", puesto que sus miembros garantizan que la resolución será "equilibrada".

Además, consideró que "están claras" las líneas centrales de trabajo político que se debe hacer con Kosovo y los demás agentes implicados, que tienen una "clara vocación europeísta y cuyo destino final es su integración en la UE". Por este motivo, insistió en que la UE "tiene que hacer un esfuerzo y lo está haciendo, porque no puede aceptar tensiones que no pueda manejar".

El ministro de Defensa hizo en su última comparecencia del encuentro informal de la OTAN un balance "exitoso" de la cita aliada, tanto desde el punto de vista del análisis de las operaciones y las conclusiones, en relación con Afganistán y Kosovo, como desde la óptica del análisis del proceso de transformación de la Alianza, la organización político-militar "más poderosa del mundo", que se debe adaptar a las nuevas situaciones que se están viviendo, con "zonas real y potencialmente muy peligrosas".

También agradeció la colaboración de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla en la organización del evento y subrayó que "Sevilla es una ciudad admirable y soberbia y se ha comportado de nuevo de forma admirable y soberbia".

FUERZA DE REACCIÓN RÁPIDA

Por otro lado, Alonso volvió a manifestar el rechazo de España a que se recurra a la Fuerza de Reacción Rápida de la OTAN (NRF) como una fuerza de reserva para suplir los déficit existentes en operaciones concretas, una propuesta planteada por Estados Unidos para cubrir la necesidad de más tropas en la misión de la OTAN en Afganistán.

Tras defender la importancia de este Cuerpo, consideró que "debe seguir teniendo un debate meditado y profundo". En esa misma línea se manifestó el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, en rueda de prensa. El máximo dirigente de la Alianza no quiso desvelar qué países son partidarios de usar la NRF como ejército de reserva y cuáles, como España, quieren que se limite a misiones urgentes y subrayó que es necesario "un debate profundo" sobre el uso de este cuerpo y para asegurar que tienes militares asignados por un largo plazo.

En relación al Consejo OTAN-Rusia celebrado esta mañana, el ministro, que valoró el "buen tono de diálogo, cooperación y encuentro" de la reunión, destacó que España "tiene claro" que se debe trabajar en materia de misiles y en la lucha contra el terrorismo, un ámbito en el que confió que Rusia "siga colaborando". También se abordó con Moscú la situación de Afganistán y de Kosovo, donde su postura, "por sus relaciones históricas con Serbia y su presencia en el Consejo de Seguridad de la ONU, es esencial para promover una solución pacífica y sostenible".

Alonso también hizo referencia al encuentro posterior con los ministros de Defensa de los países del Diálogo Mediterráneo (Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Jordania e Israel) y calificó la iniciativa del Arco Mediterráneo de "importantísima" desde la perspectiva geopolítica.

A preguntas de los periodistas, acerca del intercambio de disparos en la zona de la frontera libanesa con Israel, confió en que "haya sido un simple episodio", aunque reconoció que se trata de un hecho "preocupante", por lo que el Gobierno "inmediatamente se puso a trabajar" política y diplomáticamente, aunque se produjo en el territorio donde se encuentran los militares italianos. Cuestionado sobre si abordará este asunto con su homólogo israelí, Amir Peretz, sólo señaló que trataría de reunirse con todos los ministros que pudiese en este encuentro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies