IU cree que la reunión demuestra que está en "crisis" y urge plantear un sistema de seguridad "desmilitarizado"

Actualizado 09/02/2007 14:24:44 CET

HUELVA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El eurodiputado de IU Willy Meyer consideró hoy que la reunión de ministros de Defensa de la OTAN "ha puesto de manifiesto que esta organización empieza a estar en crisis", por lo que apuntó que "es el momento de plantear un sistema de seguridad desmilitarizado".

En rueda de prensa en Huelva, Meyer destacó que "se empieza a poner de manifiesto que en el seno de la OTAN conviven dos proyectos: el de la guerra preventiva, armamentismo y de la intervención militar sin el mandato de la ONU de Bush; y el de países que empiezan a plantear serias dudas respecto a esta estrategia, aunque la OTAN en su totalidad comparta la doctrina Bush".

En este sentido, consideró que a la OTAN "no le salen las cuentas y empiezan a tener problemas con la petición de aumento militar para alcanzar el mes de mayo una cifra que permita hacer una guerra de devastación en Afganistán".

Por ello, defendió que "ha llegado el momento para plantear que la OTAN no tiene ningún sentido en un modelo de seguridad del siglo XXI, que no debe tener ningún vestigio de la Guerra Fría y que debería optar por un sistema de seguridad desmilitarizado".

A su juicio, "es una inmoralidad y una indecencia que los índices de gasto en armamento en 2006 sean la cifra más alta incluso que la de los peores años de la Guerra Fría, con un total de 834.000 millones de euros, lo que supone el 2,5 del PIB a nivel internacional y un promedio de 223 euros per cápita, cuando hay 1.200 millones de personas en el mundo con una renta inferior al euro".

Para Meyer, esta indecencia está "impulsada por la OTAN y por el Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Javier Solana, que exigía hace unas semanas un incremento en el gasto en armamento".

No obstante, insistió en que "la mejor respuesta que se puede hacer en esta polémica interna de la OTAN es apostar por un nuevo modelo de seguridad que dé respuesta a los problemas de inseguridad, pero que sea desmilitarizado, bajo el mandato de ONU, sin alianzas militares y sin bases extranjeras".

CONTRATO CON MARRUECOS

También en relación a las armas, Meyer criticó el "macrocontrato" que firmaron España y Marruecos por valor de unos 200 millones de euros para la venta de armas, "que va a significar el envío de 1.600 blindados a Marruecos, 800 camiones y 10 patrulleras de vigilancia en la costa", por lo que indicó que este contrato significa "la mitad de todo lo que España ha gastado en contratos en el año 2005 y va a un país con un litigio territorial en el que España forma parte de la responsabilidad del proceso de descolonización".

Por ello, consideró que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, con este contrato, "ha optado por abandonar a su suerte al pueblo saharaui, ya que estas armas van fundamentalmente a mantener los territorios ocupados del Sahara, a impedir el derecho de autodeterminación, a vigilar el muro entre Marruecos y el Sahara y a vigilar las costas, por lo que Zapatero ha renunciado al papel que le obliga el derecho internacional que es el de ser garantía del proceso de administración de la descolonización".

En este sentido, recordó que hace un mes, "desgraciadamente, el Gobierno español se abstuvo por primera vez, frente al resto del mundo, en el mandato explícito de que se produjera el referéndum de autodeterminación", por lo que Zapatero "es cómplice de que se impida el ejercicio, avalado por Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad, de que el pueblo saharaui pueda decidir su futuro en libertad, pueda abandonar los campamentos de refugiados en el desierto y pueda constituir un estado nuevo".

Meyer recordó que este contrato "choca con el papel de cooperación que el nuevo Estatuto andaluz reconoce a Andalucía", ya que "África es un continente empobrecido, en el que de los 900 millones de personas con que cuenta, 300 viven con menos de un euro, por lo que la receta a este país no puede estar en gastar a nivel mundial en armas 15 veces más que en cooperación, que es lo que necesita el país africano".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies