Otaola afirma que no se puede echar atrás por las amenazas como el PSOE ha hecho en muchas ocasiones en el País Vasco

Actualizado 05/10/2007 16:51:35 CET

ÁVILA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Lizartza (Guipúzcoa), Regina Otaola, aseguró hoy en Ávila que no tiene miedo y que cuando el PP gane las próximas elecciones generales "la libertad va a brillar en todos los rincones de España" al tiempo que afirmó que no se puede echar atrás por recibir amenazas como sí ha hecho el PSOE "en muchas ocasiones" en el País Vasco "por no generar crispación".

"Puedo pasar una mayor o menor tensión en determinadas circunstancias, pero no tengo miedo, si lo tuviera estaría en mi casa", manifestó Otaola en una rueda de prensa en Ávila, donde esta tarde será homenajeada por el PP en la quinta reunión Intermunicipal.

Tras ser amenazada de muerte por colocar la bandera nacional en el Ayuntamiento de Lizarza, Otaola aseguró que "las Fuerzas de Seguridad nos cuidan muy bien a todos" y recordó que en sus doce años como concejal en el Ayuntamiento de Eibar ya recibió amenazas en "plenos muy duros".

Consideró, sin embargo, que "si el PP gana las elecciones, la libertad va a brillar en todos los rincones de España, incluido el País Vasco", al tiempo que aventuró que "Lizartza estará mucho mejor dentro de cuatro años", por lo que consideró que "hay que seguir, pese a quien pese".

"Estamos empeñados en que la libertad sea una conquista para todos los vecinos de Lizartza", señaló Otaola, quien se definió a sí misma como "española y vasca". A su juicio, "lo que no se puede hacer es que cuando te amenacen, te eches atrás, como lo ha hecho el PSOE en muchas ocasiones en el País Vasco por no crispar".

Al respecto precisó que "es España, es el País Vasco, es mi tierra, y yo quiero que se viva en libertad", dijo, al tiempo que insistió en que "si tiras la toalla, esto va a ir a peor".

Destacó, además, que su intención "no es ir de mártir, sino mejorar la vida en Lizartza", y que ella es "alcaldesa de un pueblo difícil, pero todos los cargos públicos defendemos la libertad y la idea de España".

Sobre las amenazas de muerte que recibió por colocar la bandera de España junto a la ikurriña y la bandera de Lizarza en el Ayuntamiento, señaló que "es una amenaza terrorista y así se calificó", por lo que se juzgará en la Audiencia Nacional.

Otaola declaró también que la bandera española ondeará en el Ayuntamiento el día 12 de octubre, aunque no se ha programado ninguna celebración para ese día en el Consistorio. "Estaré celebrándolo en un cuartel de la Guardia Civil, como he hecho estos años", manifestó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies