Otegi considera que el proceso de paz ha mejorado porque se ha reconocido a Batasuna como interlocutor

Actualizado 03/06/2006 20:09:00 CET

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La decisión de no inculpar a los miembros de Batasuna del juez Grande-Marlaska y el anuncio del PSE de que mantendrá contactos con el grupo abertzale ilegalizado han dado un significativo giro a la situación. Así, el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, que la semana pasada aseguraba que el proceso pasaba por un momento delicado, ahora considera que va "mucho mejor" porque se ha reconocido el papel de Batasuna como interlocutor.

Mientras, la distancia entre populares y socialistas se va haciendo aún mayor y el consenso parece imposible. El secretario general del PP, Ángel Acebes acusó al presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, de entregar "las llaves" del Estado a los terroristas. Y casi al mismo tiempo en Ferraz, el portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, culpó al PP de "romper el consenso" con su resolución sobre ETA sólo porque "ha perdido el debate" sobre el estado de la nación.

Después de una fase en la que se temió por la continuidad del proceso para acabar con ETA, Arnaldo Otegi aseguró que "hoy podemos decir que estamos mucho mejor", aunque puntualizó que "no han desaparecido los riesgos". El portavoz de la ilegalizada Batasuna, que hizo estas declaraciones en un acto convocado por el sindicato LAB en Durango (Vizcaya), dijo también del PSE que "está en el buen camino" porque ha hecho público su reconocimiento de la interlocución de la izquierda abertzale" y de la "necesidad en los próximos meses de poner en marcha el diálogo en una mesa multilateral".

Aún así, Otegi cree que son necesarios "más compromisos con el proceso y menos represión, no sólo la que se dirige desde el Estado a través de la Audiencia Nacional o las fuerzas de ocupación". Según Otegi, este escenario ha sido posible gracias que la izquierda abertzale ha derrotado "todas y cada una de las estrategias políticas y represivas que buscaban cerrar definitivamente la puerta al derecho de los vascos a decidir" y no gracias "a aquellos sectores que contemporizaron con la reforma franquista".

ENTREGA DE LAS LLAVES

Pero quien no ve los últimos movimientos como positivos en absoluto es el secretario general del PP, Ángel Acebes, quien acusó a Zapatero de haber entregado "las llaves" del Estado de Derecho a ETA al aceptar que los socialistas vascos puedan reunirse con Batasuna, "una organización terrorista ilegalizada".

No obstante, los reproches más duros de su agresivo discurso llegaron en materia de lucha antiterrorista, después de que Zapatero haya considerado públicamente a Batasuna "un interlocutor político necesario", ya que, el presidente del Gobierno prometió que sería primero la paz y luego la política. Para finalizar su intervención, Acebes recordó que el PSOE ya se equivocó al intentar "saltarse la ley" en tiempos de Felipe González -en clara alusión a los GAL-.

El portavoz del grupo parlamentario Socialista, Diego López Garrido, por su parte, acusó hoy al PP de romper el consenso que debía guiar la gestión del alto el fuego de ETA con la presentación de una resolución "inasumible" sobre este asunto tras el debate sobre el estado de la Nación.

López Garrido, también se refirió a las declaraciones realizadas ayer por la eurodiputada del PSOE, Rosa Diez que calificó de "tomadura de pelo" la reunión entre el PSE y Batasuna. A su juicio, es "natural" que no todos los miembros de un partido estén de acuerdo con las decisiones que adopta la dirección y cada uno puede hacer pública su opinión y ejercer su "libertad de expresión". Por su parte, desde el Gobierno vasco parecen contentos con los nuevos aires para el proceso así, su portavoz, Miren Azkarate recordó que "los conflictos políticos se resuelven hablando, negociando y acordando", entre esas formaciones.