Otegi dice que el proceso "no es igual a tregua de ETA" y que éste "no se dará" sin territorialidad y autodeterminación

Actualizado 25/01/2006 12:44:03 CET

Dice que fuerzas políticas, sociales y sindicales mantienen contactos para abordar movilizaciones populares que "blinden" el proceso

BILBAO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, afirmó hoy que el proceso de superación del conflicto vasco "no es igual a una tregua de ETA" y que éste "no se dará" sin que se acuerde entre todos fórmulas sobre territorialidad y el derecho de autodeterminación. Además, manifestó que fuerzas políticas, sociales y sindicales mantienen contactos para abordar movilizaciones populares que "blinden" el proceso y señaló que pretenden que "supere" en convocatoria al acto de BEC.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, consideró que no se puede comparar la situación vasca con la de Cataluña porque "no se habla ni de los mismos objetivos ni del mismo método".

"En Euskal Herria no estamos hablando de habilitar una comisión en un parlamento para reformar un Estatuto, sino de crear una mesa de partidos, desde nuestro punto de vista, también con la participación de organizaciones sociales y sindicales que aborde las raíces del conflicto", indicó.

En este sentido, destacó que "las raíces del conflicto" no radican en un tema de competencias, sino en si el pueblo vasco "es una nación o no, si tiene derecho a decidir" y si todos están dispuestos "a acordar las fórmulas que permitan al país, de manera consensuada y acordada, decidir". "El proceso de va a dar en esos parámetros o, sencillamente, no se va a dar", añadió.

El dirigente abertzale subrayó que "aquí muy difícilmente alguien puede sostener en una mesa de negociación, en un diálogo multilateral, que los vascos no somos una nación y que no tenemos derecho a decidir". Además, se mostró convencido de que los vascos van a ser capaces "de arrancar esos mínimos democráticos".

El representante de Batasuna afirmó que el proceso de superación del conflicto "no es igual a una tregua de ETA", sino que, para que se pueda poner en marcha el proceso de superación del conflicto "todos los agentes políticos, sindicales y sociales de Euskal Herria se tienen que comprometer a un diálogo sincero para buscar soluciones democráticas a los factores que alimentan el conflicto político en este país, que son el territorial y el del derecho de autodeterminación".

"Mientras no seamos capaces de entender que lo fundamental de ese proceso se va a dilucidar en la mesa de partidos, vamos a estar siempre pendientes de una cosa mágica que pueda suceder o no, pero creo que, suceda o no suceda, tenemos mucho trabajo, lo estamos realizando y creo que ahí es donde tenemos que poner la atención", añadió.

En su opinión, "se intenta utilizar permanentemente el tema de la tregua de ETA para erosionar las posiciones de la izquierda abertzale" y lo califico de "absoluto error".

PROCESO DE MOVILIZACION POPULAR

Asimismo, señaló que, en la actualidad, "determinados agentes sociales, sindicales y políticos" están manteniendo contactos con el fin de estudiar "si es posible habilitar un proceso de movilización popular" para impulsar la normalización y pacificación.

"Existe la sensación, que ayer citaba el secretario general de EA, Unai Ziarreta, de que se necesita la movilización popular para blindar el proceso y para que sea posible", señaló. Por ello, pidió el compromiso de las fuerzas políticas, sociales y sindicales que estuvieron el pasado sábado en el BEC con el fin de "exigir un proceso de superación del conflicto".

En este sentido, dijo que "de esas buenas noticias va ha haber en febrero", en referencia a las movilizaciones, al apoyo del europarlamentarios al proceso de paz o a actos como el del BEC del pasado sábado.

"El proceso de superación del conflicto depende, fundamentalmente, de los agentes políticos, sociales y sindicales de este país, de sus compromisos, de la capacidad que tengan para comprometerse. Por lo tanto, ése es el carril que a mi me interesa, y es en el que quiero insistir, en el que se están dando noticias positivas y ahora más", señaló.

Además, dijo que la confianza de la izquierda abertzale en el proceso "no está en lo que que puedan haber los Gobiernos español y francés, sino en lo que pueda hacer el pueblo vasco y estamos convencidos de que va a eco muchas cosas".

ACTO DEL BEC

Sobre la prohibición de su acto previsto en el BEC de Barakaldo, Arnaldo Otegi señaló que "se vislumbró que la Audiencia Nacional fue instrumentalizada por el PP y contó con la complicidad del PSOE para intentar impedir" la puesta en marcha de un proceso de paz.

Otegi consideró que "los efectos colaterales que pretendía" era "intentar meter palos en las ruedas en la relación que podamos tener o no la izquierda abertzale y los socialistas", además de pretender que "se rompieran la cara entre la Ertzaintza y los militantes de la izquierda abertzale".

Sobre el encuentro que mantuvo con el PNV, antes de la celebración del acto en el BEC, reveló que la formación jeltzale le dijo "con absoluta nitidez que, mientras no existiera otro escenario" de ausencia de violencia, no colaborarían con Batasuna "en ninguna movilización".

"De esta forma, se vuelve un poco a la tesis de que, con la izquierda abertzale siempre hay condiciones, mientras con los socialistas nunca las hay", manifestó.

Sobre los contactos que mantuvo con EB, dijo que previeron que "iban a estar en el acto del BEC, pero luego tomaron una posición diferente". En cuanto a la entrevista con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, dijo que la conclusión a la que llegaron fue que hacían ambos "un análisis de la situación bastante compartido".

PSOE Y PP

Para el dirigente de Batasuna, el PSOE tiene que tener claro que "la construcción de un proceso de superación al conflicto político exige el respeto de las partes" y recordó que su partido "no está siendo respetado".

"No se pueden conjugar permanentemente estrategia del pasado con estrategia que se quieren construir en el futuro. Por tanto, ésa es una opción que tiene que tomar con absoluta nitidez", indicó.

Además, le recordó que "el proceso de superación del conflicto político y armado en este país no es el proceso de reforma estatutaria de Cataluña", porque "aquí lo que está encima de la mesa es el reconocimiento de los derechos nacionales de este país".