Otegi no cree que Trump favorezca a los movimientos independentistas de Europa y tampoco que sea "un buen aliado"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Otegi no cree que Trump favorezca a los movimientos independentistas de Europa y tampoco que sea "un buen aliado"

Rueda de prensa de Arnaldo Otegi en Bilbao
EUROPA PRESS
Publicado 11/11/2016 12:20:36CET

Advierte de que, a "escala planetaria, quienes vehiculizan la indignación" de los sectores populares son la extrema derecha

BILBAO, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz EH Bildu y secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, no cree que Donald Trump favorezca a los movimientos independentistas de Europa y tampoco que sea "un buen aliado" para ellos. Además, ha advertido de que, a "escala planetaria, quienes están vehiculizando la indignación" de los sectores populares ante la crisis de la globalización, "son la extrema derecha y los poderes más reaccionarios".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Otegi ha señalado que ha leído "algún análisis" en el sentido de que "Hillary Clinton era una persona que venía de una determinada cultura política, que entiende Europa de una determinada manera y que su mapa mental es la Europa de después de la segunda guerra mundial y, por lo tanto, sería una persona más conservadora respeto a los movimientos independentistas".

Estas hipótesis señalaban también, según ha explicado, que, por su parte, Donald Trump "es, sobre todo, un gran empresario que no tiene esa cultura política, que no tiene esas hipotecas mentales y eso favorecería los movimientos independentistas".

"Aparte de que no creo que para los movimientos independentistas, que además somos de izquierda, el señor Trump sea un buen aliado", ha señalado.

EXTREMAS DERECHAS

El dirigente de EH Bildu ha manifestado que el fenómeno del candidato conservador norteamericano "no es un fenómeno que sólo esté ocurriendo en los EE.UU., sino que el Brexit y el triunfo de las extremas derechas en algunos países europeos recuerda que se vuelve un poco a los años 30".

"Yo creo que hay una especie de rebelión contra las élites a escala planetaria, creo que hay una crisis evidente de la crisis capitalista y que hay sectores que han quedado muy golpeados por esta globalización. Los sectores mineros, manufactureros, los sectores del automóvil en EE.UU. han hecho una apuesta por Trump", ha dicho.

A su juicio, "eso es lo triste", y ha apuntado que tiene la impresión de que "el peligro consiste en comprobar cómo en diferentes lugares de la escala planetaria quienes están vehiculizando esa indignación, esa falta de certidumbre en todos esos sectores populares son la extrema derecha y los poderes más reaccionarios".

"Pero yo lo entiendo en términos de que existe ciertamente esa indignación, de que existe una especie de desamparo e incertidumbre social, la gente no sabe si va a tener trabajo, si va a tener que emigrar, y eso, desgraciadamente, los están vehiculizando determinados sectores que son ultrarreaccionarios", ha indicado.

CRISIS DE LA GLOBALIZACIÓN

En este sentido, considera que "la crisis de la globalización tiene dos salidas posibles, uno es el autoritarismo oligárquico, que es, desgraciademente, el que ha triunfado en EE.UU., y otra es la recuperación por parte de la gente de la democracia".

Tras señalar que entiende "perfectamente la indignación" de quienes en Norteamérica aseguran que Donald Trump "no es su presidente", ha apuntado que, "quieran o no, es su presidente porque ha ganado las elecciones".

"Y ahora lo que toca es construir, vertebrar y organizar a la gente porque lo que se presupone que va a ocurrir con Trump va a ser algo muy poco positivo, sobre todo para las clases populares en los EE.UU", ha subrayado.

Además, ha expresado su "preocupación" por lo que "pueda ocurrir con la política exterior" de Trump, y lo que vaya a hacer respecto a Cuba, a Irán y a Palestina e Israel. "El señor Trump ha afirmado durante la campaña que va a instalar la embajada de los EE.UU. en Jerusalem y al primer presidente que va a invitar es a Netanyahu", ha aseverado.

LA IZQUIERDA EUROPEA

Arnaldo Otegi considera que la izquierda europea falla porque "no tiene una alternativa y no es capaz de enfrentar ese discurso con otro que genere posibilidades reales de cambio".

En su opinión, ésta tiene el reto de "construir una alternativa que la gente perciba como real, como posible y pragmática". "El capitalismo y los valores neoliberales nos llevan décadas de ventaja y han instalado en la mente de la gente una especie de mantra ideológico que consiste en decir: 'esto es lo que hay, no hay alternativa y éstas son las únicas políticas económicas posibles'", ha apuntado.

El dirigente de EH Bildu ha destacado que, "sobre esa ventaja, van construyendo niveles de desigualdad cada vez mayores, niveles de acumulación de capital cada vez mayores para una minoría, y creando sociedades cada vez más autoritarias y con menos derechos".

"Y ahora nos condenan a una cosa que en la historia nunca a ocurrido con anterioridad, y es que las nuevas generaciones van a vivir peor que las generaciones anteriores, con menos derechos, con más miedo, con peores salarios y con más precariedad", ha apuntado.

Por ello, cree que, cuando la izquierda ha planteado modelos alternativos, "el neoliberanismo tiene armas poderosísimas para hacerlos fracasar". "Lo vimos en Grecia y en otros lugares", ha señalado.

Otegi ha dicho que, "si la izquierda no es capaz de hacerle frente desde posiciones éticas, políticas, ideológicas, económicas, de sentido de la vida, de sentido de la historia a lo que está ocurriendo, la humanidad tiene un muy mal porvenir".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies